Para Arturo Montiel Rojas, 2005 y 2006 fueron años complejos en términos políticos y personales. En ese periodo, en el que terminó su gobierno en el Estado de México, el priista vio morir sus aspiraciones presidenciales; se le acusó de enriquecimiento ilícito y peculado, y se divorció de su segunda esposa, la francesa Maude Versini, con la que tuvo tres hijos.

Una mansión en Cádiz, España, fue el detonante de las sospechas hacia el ex Gobernador mexiquense: se trata de una propiedad valuada entonces en aproximadamente 69 millones de pesos. Pero la cadena de mando favoreció a Montiel: Enrique Peña Nieto, su sobrino y en ese momento ya mandatario del Estado de México, creó una Fiscalía especial para investigar el caso. El resultado limpió de toda acusación a Montiel y, en específico, de ser el propietario de la casa que, años después, reapareció en manos de su ex esposa.

–Con información de Guadalupe Fuentes

Ciudad de México, 26 de noviembre (SinEmbargo).-  Una Fiscalía especial creada en 2005 por el entonces Gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, para investigar las acusaciones de enriquecimiento ilícito de su antecesor –y tío– Arturo Montiel Rojas, determinó que éste nunca fue propietario una casa valuada en 69 millones de pesos, ubicada en Cádiz, España. Diez años después, un documento reveló que la empresa a la que se atribuyó la propiedad ya estaba en manos de Maude Versini, su ex esposa.

Documentos en poder de SinEmbargo muestran que el entonces matrimonio controló las empresas Avenstar Limited y Sotoestrella 2003 SL, a las que se atribuyó la propiedad. Se envió un correo a Maude Versini para que pudiera explicar por qué si supuestamente esa mansión no era de Montiel estaba ahora bajo su firma; no hubo respuesta.

Bajo el número 4688596 está registrada la empresa Avenstar Limited en la página Companies House del Reino Unido. En el año 2009 aparecía James David Hassan como director de la firma, pero en un documento sobre los estados financieros, con fecha del 30 de junio de 2016, aparece la firma de Maude Versini como directora.

Esa empresa, que de acuerdo con diversas fuentes y medios de comunicación, era controlada por Montiel Rojas a través de distintas personas aparentemente desvinculadas de él, era propietaria del 100 por ciento del capital de la empresa Sotoestrella 2003 que, según la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), es la dueña de la casa en Cádiz y no el ex Gobernador, a quien también se le exoneró de la acusación por presunto enriquecimiento ilícito.

En junio de 2012, la revista Proceso publicó una entrevista con Versini en la que se le cuestionó directamente sobre la fortuna de su ex esposo y la casa en España.

La periodista Anne Marie Mergier le preguntó sobre los castillos que, se dijo, Montiel había comprado. Versini respondió: “Usted me está llevando a un terreno que no me gusta”. Luego le cuestionó sobre el origen de la fortuna del hombre con quien se casó, a lo que ella contestó que Montiel Rojas administraba sólo el sus bienes y que ella no estaba involucrada en eso. Agregó que ella sabía de las propiedades en Valle de Bravo [una casa] y París [un departamento].

Mergier cuestionó una vez más:

–¿Arturo Montiel tiene también una casa en España?

–No sé nada al respecto.

La empresa propietaria de la mansión, sin embargo, aparecería años después en sus manos.

La investigación en contra de Montiel se dio en la transición del cambio de gobierno en el Estado de México en 2005, cuando lo sucedió Enrique Peña Nieto y cuando él tuvo que resignarse a no ser candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República.

Ya como Gobernador, el entonces joven proveniente de Atlacomulco, creó una fiscalía especial para investigar las acusaciones hechas a Montiel de enriquecimiento ilícito, peculado y uso indebido de atribuciones. En ese contexto, el tema de la casa de España era uno de los más emblemáticos, luego de que el 7 de febrero de 2006, el periódico Reforma publicara la nota que tituló “Estrena Montiel casa en España”.

El artículo firmado por Luis Méndez, detalló que el ex Gobernador y familia tomaron sus vacaciones de fin de año en uno de los barrios más exclusivos de Cádiz, en una casa recién construida, ubicada en Paseo del Parque 261.

Fue catalogada como una casa de lujo: consta de 475 metros cuadrados, un jardín de 575 metros cuadrados y una alberca. El costo de la propiedad ronda en 69 millones de pesos, de acuerdo al tipo de cambio actual y sobresalió en ese entonces por sus fachadas color “papaya”.

Sotoestrella contrató en 2004 a R&V de la Costa para la construcción de una “villa de lujo” y tuvo como encargado de obra a Antonio Muñoz Pino.

Años después, en 2007, Maude Versini y Arturo Montiel iniciaron los trámites de su divorcio y a partir de ahí inició una disputa por la custodia de los tres hijos que tuvieron.

Ella ya vivía en Francia con sus hijos y en julio, Montiel le pidió verlos en España. Ese episodio, Versini lo denunció como el primer secuestro de los hijos, ya que de acuerdo con el testimonio de la mujer que los cuidaba, la drogaron y Montiel y los niños desaparecieron del lugar en el que se encontraban.

Luego de ese hecho vinieron denuncias en instancias nacionales e internacionales y hubo incluso injerencia de autoridades de México y Francia, que atravesaban por una crisis diplomática generada por el caso Florence Cassez.

Fue hasta abril 2015 cuando las partes lograron “un acuerdo confidencial”, el cual le permitía a Versini ver a sus tres hijos siete semanas al año.

La pareja Montiel-Versini en una de sus apariciones públicas. Foto: Cuartoscuro.

En esta imagen de diciembre de 2014, se observa a Maude Versini Lancry, ex esposa de Arturo Montiel, en una reunión con sus tres hijos en la Unidad Deportiva Judicial ubicada en la delegación de San Lorenzo Tepaltitlán. En ese año, la francesa sostenía un pleito legal por la custodia de sus vástagos luego de que acusará al priista de sustraer a sus hijos ilegalmente de Francia durante unas vacaciones. Foto: Cuartoscuro.

SinEmbargo intentó contactar con Maude Versini a través de correo electrónico con tres preguntas. Con Montiel se intentó a través del PRI Estado de México para saber su relación con la empresa Aventar Limited, pero vía telefónica se aseguró que no tenían contacto con el ex Gobernador, a pesar de que aún milita en las filas priistas.

En ninguno de los dos casos se tuvo éxito hasta el cierre de edición.