Pemex aseguró que las aportaciones voluntarias las realizaron trabajadores “de diversos niveles y antigüedades -no sólo altos mandos”.

Aunque no especificó el monto de la donación agradeció “la solidaridad de sus trabajadoras y trabajadores” al haber donado entre mayo y diciembre de 2020 recursos para contribuir al combate de la crisis sanitaria.

Ciudad de México, 27 de noviembre (SinEmbargo).- Petróleos Mexicanos (Pemex) reconoció que promovió la “donación voluntaria” del aguinaldo e ingresos entre sus trabajadores para atender las necesidades económicas que se generaron a partir de la pandemia de la COVID-19. La entrega de los recursos se realizó entre empleados de todos los niveles y no sólo entre altos mandos, como convocó el Presidente López Obrador.

En un comunicado Pemex agradeció “la solidaridad de sus trabajadoras y trabajadores” al haber donado entre mayo y diciembre de 2020 un monto no especificado de recursos para contribuir al combate de la crisis sanitaria.

A mediados de noviembre se informó que la subsidiaria de comercio de petróleo de Pemex pidió a sus empleados la devolución de casi 19 millones de pesos para ampliar la red de hospitales de la compañía que atiende a pacientes de COVID-19. Pemex había afirmado que la aportación era voluntaria, pero el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que sólo las personas que están “hasta arriba de la pirámide” del Gobierno son las que donan su sueldo y aguinaldo para el combate a la pandemia y proveer más recursos para tener los insumos necesarios.

“En apego al decreto publicado por el Presidente de la República se promueve la donación voluntaria de una parte de su aguinaldo para atender las necesidades derivadas de la emergencia por el COVID-19”, detalló el documento de Pemex en el que aseguró que las aportaciones voluntarias las realizaron trabajadores “de diversos niveles y antigüedades -no sólo altos mandos”.

Con la declaratoria de contingencia sanitaria, continuó el documento, la empresa productiva del Estado buscó contribuir al programa de austeridad instituido por el Presidente de la República. “Se invitó a los servidores públicos de mayor rango a donar un porcentaje de su salario mensual. El monto donado durante el periodo que comprende de mayo a diciembre de 2020 será reintegrado a la Tesorería de la Federación para ser destinado a la atención de las necesidades derivadas de la emergencia generada por el COVID-19 en nuestro país”.

El 5 de noviembre, a través del decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, el Presidente “tomó la decisión de devolver el monto que reciba por concepto de aguinaldo de fin de año, e invitó a que los servidores públicos de manera voluntaria donen una parte de su aguinaldo de este año para apoyar las distintas acciones que se realizan para superar la contingencia”, recordó la compañía.

“Pemex se une a la iniciativa presidencial convocando una vez más a la comunidad petrolera para apoyar a los más desfavorecidos”, aseguró.

COMPRAN AMBULANCIAS

El 17 de noviembre el Presidente López Obrador adelantó que con el bono de fin de año de los altos funcionarios se hará la compra de ambulancias para los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Bienestar.

“La mayoría de los trabajadores al servicio del Estado reciben de manera completa su aguinaldo y solo los que estamos hasta arriba de la pirámide, los altos funcionarios, estamos donando parte de nuestro sueldo y del aguinaldo, pero voluntariamente, no hay ningún descuento por parte de la Tesorería de la Federación“, dijo el titular del Ejecutivo.

“A todos nos llega nuestro sueldo completo y nuestro aguinaldo”, agregó López Obrador, sin embargo, dijo que voluntariamente se hace la aportación y pronto se dará a conocer cuánto se ha recaudado.

El mandatario federal adelantó que se tratará de una bolsa de alrededor de 80 a cien millones de pesos que se va a destinar a la compra de ambulancias para 80 hospitales del IMSS-Bienestar. “¿Por qué a estos hospitales? Porque son los que están ubicados en las zonas más pobres y marginada del país, por ejemplo, allá en Guadalupe Tepeyac, en Chiapas, que hay un hospital IMSS-Bienestar, ahí va a estar una nueva ambulancia”, aseguró.

“¿Por qué la ambulancia?”, cuestionó, se eligió así debido a la necesidad de realizar traslados de personas enfermas a hospitales donde haya atención especializada.