El Presidente Andrés Manuel López Obrador  insistió en que no caería en provocaciones, luego de que reporteros le preguntaron si se haría la prueba del coronavirus ahora que el Gobernador Omar Fayad dio positivo.

–Nota actualizada el domingo 29 con la declaración del Presidente

Ciudad de México, 28 de marzo (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador se negó a contestar si estaría dispuesto a someterse a una prueba de COVID-19 ya que el Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, dio positivo al virus y se reunió con él hace solo 10 días.

“Presidente, ¿se va hacer la prueba de coronavirus?”, “¿no cree que pone en riesgo a la población si usted es sospechoso de coronavirus?, “¿n le importa poner en riesgo a la población?”, fueron algunas de las preguntas que medios le hicieron al manadatario federal al arribar al Aeropuerto Internacional de Tijuana, Baja California.

“No voy a caer en ninguna provocación”, respondió, como consta en un video difundido en redes sociales.

De acuerdo con medios que estuvieron presentes en el aeropuerto, el Presidente no quiso que personal le tomara la temperatura, sin embargo, el domingo López Obrador desmintió esa información.

“Les voy a comentar lo que me pasó ayer (sábado), estaba en Tijuana, ya de regreso para venirme acá a Culiacán y en la entrada hay un equipo médico y me toman la temperatura. Entro al aeropuerto y ya cuando voy a entrar al avión sale otro hombre, pero ya con un periodista del Reforma, y le digo que no (me la tomara) porque ya me había tomado la temperatura. El reportero me dijo que por qué no hacía caso a la recomendación y yo dije que él era un provocador, ya no le contesté”, dijo el Presidente en un video difundido el domingo en sus redes.

El Presidente acudió al aeropuerto acompañado del Gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, y en el lugar se fotografío con ciudadanos aunque mantuvo cierta distancia para seguir las recomendaciones de la Secretaría de Salud.

Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, descartó esta tarde que López Obrador se someta pronto a una prueba. Dijo que lo hará sólo en caso de presentar síntomas.

Una reportera cuestionó por qué no se le realiza ahora la prueba pese a que el encuentro con Omar Fayad tuvo lugar apenas la semana pasada, a lo que López-Gatell respondió que hacerla ahora no sigue alguna indicación médica.

“Insisto, las pruebas se hacen para verificar el estado de una persona enferma, hacerla simplemente como una medida de precaución no tiene una indicación médica. (Y si el Presidente) desarrollara síntomas, se procederá conforme a la ciencia médica”, afirmó.

El funcionario explicó  en conferencia de prensa que el estado de salud del Jefe del Ejecutivo nacional “no aplica” para ser sometido a una prueba porque no ha presentado algún síntoma de la enfermedad y tuvo contacto con el Gobernador antes del periodo relevante de contagiosidad.

“No aplica porque el periodo relevante de contagiosidad empieza, en el caso de la persona afectada, en el momento en que empieza a desarrollar síntomas, la probabilidad de que una persona previo a los síntomas, es decir, el periodo de incubación, es muy bajo, y además, hacer la prueba en una persona, cualquiera, sea el Presidente u otro ser humano, tiene un rendimiento muy bajo en la medida en que la persona sea asintomática”, dijo.

Mientras el Gobernador Fayad anunció que dio positivo a COVID-19, el Presidente López Obrador encabezaba un acto público en Mexicali, Baja California, horas después de participar en un mitin en San Luis Río Colorado, Sonora. Además, mañana acudirá a otor acto público en Badiraguato, Sinaloa.