Fred McGriff ingresa al Salón de la Fama del Béisbol luego de esperar casi 2 décadas

05/12/2022 - 10:41 pm

Para “Crime Dog”, cuyo último juego en las ligas mayores fue en 2004, “la espera valió la pena”.

Por Jay Cohen

San Diego, 5 de diciembre (AP) — Momentos después que Fred McGriff fue elegido para el Salón de la Fama del Béisbol, luego de una espera de casi dos décadas tras su último juego en las Grandes Ligas, el retirado toletero recibió la pregunta.

¿Debe estar Barry Bonds en Cooperstown? Un sonriente McGriff respondió: “Honestamente, ahora mismo, quiero disfrutar esta noche”.

Un comité de expertos del Salón de la Fama dio su veredicto el domingo cuando descartó a Bonds, Roger Clemens y Curt Schilling al tiempo que seleccionó a McGriff.

McGriff, apodado como el “Crime Dog”, bateó para .284 con 493 cuadrangulares y mil 550 carreras producidas en 19 temporadas con seis equipos en Grandes Ligas. El primera base fue seleccionado cinco veces para el Juego de Estrellas y ayudó a Atlanta a ganar la Serie Mundial de 1995.

Apenas recibió 169 votos (39.8 por ciento) en su último año en la papeleta de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica (BBWAA), en 2019. Será exaltado en el museo de Cooperstown el 23 de julio junto a los que salgan elegidos en el voto de los periodistas que se anunciará el 24 de enero.

“Todo bien. La espera valió la pena”, dijo McGriff, cuyo último juego en las mayores fue en 2004.

Fue la primera vez que Bonds, Clemens y Schilling encararon a un comité del recinto desde su 10ma y última aparición en la boleta de la BBWAA. Bonds y Clemens han sido acusados de utilizar sustancias para mejor el rendimiento y el apoyo hacia Schilling se derrumbó después de que hiciera comentarios de odio hacia musulmanes, personas transgénero, reporteros y otros.

McGriff, de 59 años, recibió apoyo unánime de los 16 miembros del comité de béisbol contemporáneo, integrado por miembros del Salón de la Fama, directivos y escritores. El grupo incluyó a Greg Maddux, quien jugó con McGriff con los Bravos, además de Paul Beeston, quien era directivo de Toronto cuando McGriff debutó en Grandes Ligas con los Azulejos en 1986.

Otro expelotero de Bravos, Chipper Jones, se esperaba que fuera parte del comité, pero dio positivo por COVID-19, y fue reemplazado por el presidente de los Diamondbacks de Arizona, Derrick Hall.

La composición del comité seguramente cambiará en los próximos años, pero fue otro indicio de que Bonds y Clemens nunca ingresarán al Salón de la Fama.

El comité de la era contemporánea considera a candidatos cuyas carreras sucedieron de 1980 en adelante. Los jugadores necesitan el 75 por ciento de la votación para ser elegidos.

“Es difícil decidir por quién votar y por quién no”, dijo McGriff. “Por lo tanto es un gran honor haber sido elegido de manera unánime”.

Los miembros del Salón de la Fama Jack Morris, Ryne Sandberg, Lee Smith, Frank Thomas y Alan Trammell también participaron en el panel de este año, que se reunió en San Diego con los escritores de béisbol.

Rafael Palmeiro, Albert Belle, Don Mattingly y Dale Murphy completaron la boleta de votación de ocho hombres.

Mattingly fue el más cercano a ser elegido, con ocho votos de los 12 requeridos. Schilling tuvo siete y Murphy seis. Nadie más recibió más de tres.

Bonds, Clemens y Schilling se quedaron cortos en enero en su última oportunidad con la BBWAA. Bonds recibió 260 de 394 votos (66 por ciento), Clemens 257 (65.2 por ciento) y Schilling 231 (58.6 por ciento).

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video