Esta mañana el presidente López Obrador confirmó la ayuda de Estados Unidos para completar la reducción petrolera que los países miembros de la OPEP y sus aliados le solicitaron.

Ciudad de México, 10 de abril (SinEmbargo).- México se comprometió a recortar 100 mil barriles diarios su producción de crudo, confirmó el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. “Estados Unidos ayudará a México y ellos nos pagarán algún día, cuando estén preparados”, expresó.

El mandatario estadounidense dijo en conferencia de prensa que su país participó en las negociaciones con México, Arabia, Rusia y otras naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para lograr un acuerdo de reducción en la producción petrolera a partir de mayo. “Estamos tratando, como dice la expresión, de poner a México sobre el barril”, dijo Trump.

La OPEP+ le solicitó a México el recorte de 400 mil barriles diarios para contribuir a la reducción del 23 por ciento de la producción mundial. Rusia y otros países productores de acordaron retirar del mercado 10 millones de barriles diarios, el mayor recorte en la historia del grupo, pero la entrada en vigor del pacto quedó entonces condicionada a la participación de México.

“Se llegó a un acuerdo de llegar a una disminución de 100 mil barriles; Estados Unidos se compromete a reducir, adicionalmente a lo que iba a entregar, 250 mil barriles más para compensar. Esto se notificó tarde, ya es formal. Decir: ya cumplimos”, apuntó el Presidente López Obrador durante su conferencia matutina.

Trump dijo que el apoyo otorgado a México corresponde a la buena relación que sostienen ambas naciones. “El Presidente (López Obrador) y yo hablamos anoche. Tenemos una buena relación, una buena amistad. Nos están ayudando mucho en la frontera, tienen a 27 mil soldados mexicanos en ella deteniendo a personas que quieren entrar a nuestro país”, expresó el mandatario. Reconoció el límite que México planteó de 100 mil barriles diarios.

“Ellos (México) tienen un límite, las naciones de la OPEP acordaron otro, la reducción del 23 por ciento”, dijo y resaltó que desconoce si la propuesta va a ser aceptada, pero “Estados Unidos ayudará a México y ellos pagarán en otro momento, cuando estén listos”.

La producción petrolera está en niveles nunca antes vistos, “tenemos que desahacernos de la sobreproducción”, por lo que las naciones de la OPEP, decidieron bajar la generación del energético, explicó Trump. En la llamada que sostuvo con el Presidente López Obrador, el mandatario mexicano le externó que cuando llegó a la Presidencia el país tenía una cantidad de producción diaria que busca, al menos, mantener.

El mandatario estadounidense reconoció la importancia del petróleo para la economía mexicana, pero puntualizó que de no lograr un acuerdo en la reducción internacional los precios llevarían los precios a 5 o 10 dólares por barril, de acuerdo con Trump. “Es una cantidad pequeña para nosotros, es grande para México, pero es muy pequeño para nosotros, siendo el mayor productor internacional”, aseguró.

“México nos lo va a pagar después y puede ser en otra forma, dijo.

El Kremlin dio hoy por cerrado el acuerdo OPEP+ para reducir la producción de petróleo y saludó la postura de México, que desatascó este viernes las negociaciones al sumarse al pacto. El precio de los futuros de las principales mezclas de crudo internacional operan mixtas este viernes, que los mercados permanecen cerrados.

“El Presidente, (de Rusia, Vladímir) Putin, valoró muy positivamente el documento acordado”, dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, a la prensa local.

Peskov destacó que el acuerdo fue en principio fruto del compromiso de 22 de los 23 países participantes en la cumbre telemática, pero hoy se les sumó México. “Saludamos esa postura. Consideramos que ahora se puede hablar del compromiso de los 23 países participantes”, apuntó.

El portavoz presidencial se mostró “convencido” de que el recorte acordado tendrá una influencia “extremadamente positiva” en los mercados internacionales, “que se reforzará aún más después de que se uniera también México”. Eso sí, matizó que las negociaciones con la delegación mexicana “continúan” y expresó su confianza en que México acepte los parámetros acordados durante la pasada madrugada.

Este viernes los representantes del sector energético de los países del G20 sostienen una reunión virtual extraordinaria para enfrentar los retos en esta materia que la pandemia por coronavirus ha dejado, como la baja en la demanda de petróleo. Rocío Nahle, Secretaria de Energía, participa en la representación de México.

La discusión extraordinaria se da este viernes después de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados (OPEP+) en la que se acordó el recorte de la producción petrolera mundial de 23 por ciento. La postura de México ante la solicitud internacional de una baja de 400 mil barriles diarios, fue negativa.