La reunión tiene lugar después de que anoche la OPEP, Rusia y otros países productores de petróleo acordasen retirar del mercado 10 millones de barriles diarios de crudo, el mayor recorte en la historia del grupo, si bien la entrada en vigor del pacto quedó entonces condicionada a la participación de México.

Ciudad de México, 10 de abril (SinEmbargo).- Este viernes los representantes del sector energético de los países del G20 sostienen una reunión virtual extraordinaria para enfrentar los retos en esta materia que la pandemia por coronavirus ha dejado, como la baja en la demanda de petróleo. Rocío Nahle, Secretaria de Energía, participa en la representación de México.

La discusión extraordinaria se da este viernes después de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados (OPEP+) en la que se acordó el recorte de la producción petrolera mundial de 23 por ciento. La postura de México ante la solicitud internacional de una baja de 400 mil barriles diarios, fue negativa.

Esta mañana el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se comunicó con su homólogo estadounidense, Donald Trump, para solicitarle su apoyo debido a que México sólo puede acceder a un recorte de 100 mil barriles diarios. De acuerdo con el mandatario mexicano, su principal socio comercial accedió a apoyarle con la reducción de 250 mil barriles extras para colaborar con el monto solicitado.

Nahle escribió en su cuenta de Twitter de durante la reunión cada nación se mostró dispuesto a colaborar. “México expresó la solidaridad y su voluntad de contribuir a la estabilización del mercado petrolero, tal como lo declaró el Presidente”, afirmó. ⁦

La reunión tiene lugar después de que anoche la OPEP, Rusia y otros países productores de petróleo acordasen retirar del mercado 10 millones de barriles diarios (mbd) de crudo, el mayor recorte en la historia del grupo, si bien la entrada en vigor del pacto quedó entonces condicionada a la participación de México.

Aldo Flores-Quiroga, ex miembro de la junta de gobierno de Pemex, afirmó que México puede contrbuir a la estabilización del mercado petrolero, pero su negativa a hacerlo va en contra de décadas de cooperación internacional. “Tiempos excepcionales requieren un liderazgo excepcional”, escribió en su cuenta de Twitter.

En su discurso inaugural, Abdel Abdulaziz bin Salman, titular de Energía de Arabia Saudí, país que ostenta en estos momentos la presidencia de turno del grupo, advirtió de que para que la economía mundial se recupere hará falta un abastecimiento energético “asequible”, según la cadena saudí con base en Dubái Al Arabiya.

“Tener un suministro de energía asequible, fiable y accesible es considerado una necesidad para habilitar los servicios básicos, incluyendo el sistema sanitario, y para apoyar los esfuerzos de ayuda a la recuperación económica”, dijo el ministro saudí.

Arabia Saudí y Rusia, el principal socio, se enzarzaron el pasado marzo en una guerra de precios después de que Moscú se negase a ampliar el plan de reducción de la producción petrolera en 1.5 millones de barriles que expiraba a finales de marzo, como quería Riad.

Ante esta situación, Arabia Saudí decidió aumentar su producción en gran medida, lo que hizo caer los precios del crudo, un sector ya gravemente golpeado por la crisis del coronavirus, a niveles mínimos en dos décadas.

-Con información de EFE