La petroquímica más grande de América Latina habría iniciado los actos preliminares para estructurar el proceso de venta.

Petrobras, la petrolera estatal brasileña en vías de privatización, posee el 47 por ciento de las acciones ordinarias de la empresa.

Madrid, 11 de agosto (Europa Press).- La compañía brasileña Odebrecht planea la venta total de su participación en la petroquímica Braskem, que es de un 50 por ciento en las acciones ordinarias (con derecho a voto) y un 38.3 por ciento del total, para cumplir con sus compromisos asumidos antes de que el grupo entrara en una situación de bancarrota en el marco de una maraña de casos de corrupción.

Si bien no se han divulgado cifras de la posible operación, actualmente, la capitalización bursátil de Braskem es de unos 18 mil 260 millones de reales brasileños, por lo que, con la venta de su participación total, Odebrecht podría ingresar en torno a 7 mil 100 millones de reales.

Según informó la petroquímica más grande de América Latina al regulador brasileño, el grupo habría iniciado los actos preliminares para estructurar el proceso de venta, adoptando las medidas necesarias para organizar dicho proceso y con el apoyo de los consejeros legales y financieros.

El objetivo del grupo, según arma su director financiero, Marco Rabello, es encontrar un comprador estratégico para la totalidad de sus acciones, así como el estudio de otras alternativas que aporten “liquidez y valor”.

Por su parte, Petrobras, la petrolera estatal brasileña en vías de privatización, posee el 47 por ciento de las acciones ordinarias de la empresa, con un 36.1 por ciento del total de la participación.

Hace dos años, el grupo inició negociaciones con la compañía holandesa LyondellBasell para la venta de las acciones de la petroquímica.

Entonces, según el diario económico Valor, el valor de Braskem ascendía hasta los 48 mil millones de reales.

Recientemente, Braskem anunció unas pérdidas netas atribuidas de 2 mil 476 millones de reales brasileños en el periodo comprendido entre abril y junio, en contraste con las ganancias de 57 millones de reales (9 millones de euros) del mismo trimestre de 2019, debido a las provisiones extraordinarias de mil 600 millones de reales relacionadas con el desastre natural del Estado de Alagoas y la depreciación del real brasileño frente al dólar.