“Lo único que les vamos a pedir es que vengan los familiares. ellos desde hace tiempo están luchando contra la inseguridad. Pedirles que puedan venir ellos, como vamos a presentarles toda la información que tenemos que sea en la intimidad y si pueden evitar que vengan dirigentes, que luego utilizan estos casos con propósitos políticos, pues como que sería lo más conveniente (…) sería mucho mejor el que no se mezclara con el oportunismo que siempre desatan estos hechos lamentables”, expresó el titular del Ejecutivo durante su rueda de prensa matutina.

Ciudad de México, 21 de noviembre (SinEmbargo).-El Presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó esta mañana que se reunirá con la familia LeBarón, sin embargo, manifestó que preferiría que al encuentro sólo asistieran las personas involucradas en el caso, sin dirigentes, personas de organizaciones sociales o representantes políticos.

López Obrador aseguró que se ha avanzado mucho en el esclarecimiento de la masacre.

“Y sí vamos a entrevistarnos con la familia LeBarón. Ellos pidieron una reunión y desde luego los vamos a recibir. Están necesitados de información, tenemos cosas que decirles, hemos avanzado mucho en la investigación. Estamos buscando que se tengan buenos resultados en la investigación”.

Posteriormente, el Presidente hizo la petición de que se evitara la asistencia de dirigentes, activistas o representantes, asegurando que la vida pública durante su gestión será más pública, ya que “no tiene nada que ocultar”.

“Yo los voy a atender y nos vamos a reunir con ellos, lo único que les voy a pedir, y como no tengo nada que ocultar y la vida pública tiene que ser cada vez más pública, lo único que les vamos a pedir es que vengan los familiares. ellos desde hace tiempo están luchando contra la inseguridad. Pedirles que puedan venir Ellos, como vamos a presentarles toda la información que tenemos que sea en la intimidad y si pueden evitar que vengan dirigentes, que luego utilizan estos casos con propósitos políticos, pues como que sería lo más conveniente”.

No obstante, Obrador aseguró que en caso de que los LeBarón quieran ser acompañados por algún representante político, activista o dirigente, éste será bien recibido; sin embargo, señaló que es mejor que no se mezcle con el oportunismo.

“De todas maneras, si ellos quieren traer a personas de organizaciones de la llamada sociedad civil o representantes políticos también son recibidos, pero yo les pediría que sería mucho mejor el que no se mezclara con el oportunismo que siempre desatan estos hechos lamentables”.

“TE AFERRAS Y PIDES PACIENCIA”: SICILIA A AMLO

El pasado 17 de noviembre, Javier Sicilia Zardain, escritor y activista, anunció que marchará hacia Palacio Nacional para cobrarle al Presidente Andrés Manuel López Obrador una deuda que tiene con todos los mexicanos: combatir la violencia para lograr la paz, la justicia y la verdad.

“A pesar de mis flaquezas, la nobleza de mi oficio me obliga a caminar de nuevo para resistir y buscar otra vez, con quienes quieran, la verdad, la justicia y la paz que un día yo, tú y las víctimas acordamos, que olvidaste y que nos debes, nos debemos y te debes, Presidente”, escribió el poeta en la tercera carta abierta que hace a López Obrador desde que asumió la Presidencia.

En la misiva, publicada este domingo en la página del Movimiento por la la Paz por Justicia y Dignidad, le pide al Ejecutivo federal un cambio de estrategia de seguridad; que no se aferre a la misma porque después de un año de Gobierno van 30 mil asesinados que se suman a las centenas de miles de asesinados y desaparecidos de las otras administraciones.

“Te aferras a tu estrategia y pides paciencia. Pero los ciudadanos que padecemos todos los días, desde hace años, las consecuencias de la violencia, que vemos cómo sus llamas consumen nuestra casa y destrozan a nuestras familias, te decimos que ya no hay tiempo”, aseguró el activista de 63 años.

En su carta, Javier Sicilia lamenta las decisiones del Presidente “que carecen de sentido cuando el país está en llamas”. Pone como ejemplo la erradicación de la violencia a abrazos y no balazos, y a un puñado de programas sociales destejidos de una verdadera y profunda política de Estado en materia de Justicia Transicional. “La consecuencia de los abrazos es la misma que la de las balas: sufrimiento, indefensión y muerte”.