La ENEC de diciembre mostró que el personal ocupado total aumentó 0.3 por ciento mensual; las horas trabajadas retrocedieron (-)1.0; y las remuneraciones medias reales se mantuvieron sin cambios, aunque con una baja de (-)0.2 por ciento en los sueldos de obreros.

Ciudad de México, 23 de febrero (SinEmbargo).- El valor de la producción de la industria de la construcción en México acumula una tendencia negativa y en diciembre de 2020 anotó una baja anual de (-)22.6 por ciento. La cantidad de personal ocupado observó el último mes del año pasado una baja de (-)19.0 puntos.

Los resultados de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC), publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), mostraron que el sector sumó ya cinco años a la baja desde su punto máximo generado en septiembre de 2015.

También se observó que, después del fuerte desplome anual que anotó en el mes de abril debido a las afectaciones que dejó la pandemia de la COVID-19, las horas trabajadas se redujeron (-)1.0 por ciento a tasa mensual.

La industria depreció su valor (-)0.5 por ciento del registro del mes anterior. A tasa anual la caída fue dramática, apoyada en el fuerte descenso de las horas trabajadas por sus empleados, así como en la pérdida de empleos en el ramo de la economía.

La producción industrial en México se desplomó un 10 por ciento interanual en 2020 por la caída de todos los sectores en un año marcado por la pandemia de coronavirus. Esta cifra fue resultado del descenso de la construcción (17.2 por ciento), la manufactura (10), la generación y transmisión de energía eléctrica, agua y gas (5.3) y de la minería (1.1), precisó el organismo en un comunicado.

En diciembre, la actividad industrial cayó un 2.1 por ciento en relación al mismo mes del año anterior por el descenso de la construcción (11.6 por ciento), la generación y transmisión de energía eléctrica, agua y gas (2.5) y la minería (2.5), contrarrestado parcialmente por el alza de la manufactura del 2.5 por ciento.

Los datos de la ENEC, presentada este martes, demostraron que el personal ocupado total aumentó 0.3 por ciento mensual; las horas trabajadas retrocedieron (-)1.0 por ciento; y las remuneraciones medias reales se mantuvieron sin cambios, aunque con una baja de (-)0.2 por ciento en los sueldos pagados a los obreros.

El valor real de la producción del sector mostró una reducción de (-)0.5 por ciento.

A tasa anual, las horas trabajadas disminuyeron (-)18.9 por ciento, aunque las remuneraciones medias reales crecieron un 1.2 por ciento.

Por tipo de contratación, el personal contratado directamente por la empresa no tuvo cambios mensuales. Al interior del indicador, el número de obreros creció 0.1 por ciento, pero el de los empleados disminuyó en (-)0.7 puntos; y el grupo de otros, que incluye a propietarios, familiares y otros trabajadores sin remuneración, creció 1.0 por ciento.

Por su parte, el personal no dependiente de la razón social aumentó 0.2 por ciento en su comparación mensual.

El mayor descenso mensual dentro de las horas trabajadas fue en la construcción de obras de ingeniería civil, con una baja de (-)26.5 por ciento, seguida de los trabajos especializados para la construcción, con (-)21.8 por ciento.

Por componentes, los salarios pagados a obreros mostraron una variación mensual de 1.5 por ciento y los sueldos pagados a empleados de (-)4.9 mensual.