Los medios han informado que el NHS puede hacer las pruebas de coronavirus en los domicilios de los pacientes sospechosos de portar el virus, en vez de hacerlo en los centros médicos, para evitar la extensión del mal.

Londres, Inglaterra, 24 de febrero (EFE).- Cuatro de los 32 pasajeros del crucero Diamon Princess, repatriados este sábado de Japón al Reino Unido, han dado positivo por coronavirus, con lo que asciende a 13 el número de afectados por el brote, informaron fuentes sanitarias.

Los cuatro, junto con el resto del grupo repatriado, habían sido trasladados ayer al hospital Arrowe Park (noroeste de Inglaterra) para empezar los catorce días reglamentarios de cuarentena.

“Este virus fue contraído en el crucero Diamon Princess y los (cuatro) pacientes han sido llevados de Arrowe Park a un centro de infección especializado de la Sanidad británica (NHS, en inglés)”, informó este domingo el médico asesor del Gobierno, Chris Whitty.

El avión que transportó al grupo había aterrizado ayer en la base militar de Boscombe Down, en el condado de Wiltshire, sur de Inglaterra, y los pasajeros fueron llevados a Arrowe Park.

Los medios han informado que el NHS puede hacer las pruebas de coronavirus en los domicilios de los pacientes sospechosos de portar el virus, en vez de hacerlo en los centros médicos, para evitar la extensión del mal.

JAPONESA DA POSITIVO A CORONAVIRUS

Una japonesa que abandonó esta semana el crucero Diamond Princess, que suma más de 600 contagios de coronavirus, ha dado positivo por el patógeno tras haber vuelto a casa y pese a haber dado negativo en un control previo al desembarco, informó este domingo la agencia de noticias Kyodo.

La mujer es una de las 969 personas que desembarcaron entre los pasados días 19 y 21 de febrero al haber dado negativo en las pruebas de contagios.

Tras abandonar el barco amarrado en Yokohama (sur de Tokio) junto a su marido la mujer viajó a la prefectura de Tochigi, al norte de la capital japonesa, usando el transporte público.

Su caso promete aumentar las críticas contra el Gobierno japonés por su gestión del Diamond Princess, por un lado, al haber determinado que sus 3 mil 700 ocupantes debían pasar la cuarentena abordo (algo que probablemente aumentó la propagación del virus) y por otro, por no haber testado a 23 pasajeros que pasaron la cuarentena abordo antes de su desembarco.

El sábado, el Ministro de Sanidad, Trabajo y Bienestar, Katsunobu Kato, pidió disculpas por este último error.

Kato explicó que los 23 -cuatro extranjeros y 19 japoneses- habían dado negativo en un test que se hizo a principio de febrero cuando el navío llegó a Yokohama.

También dijo que 25 pasajeros extranjeros que fueron repatriados a sus países -18 estadounidenses, seis australianos y un israelí- han dado positivo por el coronavirus.