Aureoles exaltó que en caso de que se eleven los casos de la COVID-19 en la entidad, por la reapertura económica parcial, se regresará al confinamiento más estricto.

Ciudad de México, 30 mayo (SinEmbargo).- Silvano Aureoles, Gobernador de Michoacán informó que el estado reanudará actividades de forma parcial el próximo lunes 1 de junio, con base a su propio semáforo que delimita riesgos por localidad y municipio.

Asimismo, el mandatario exaltó que en caso de que se eleven los casos de la COVID-19 en la entidad, por la reapertura económica parcial, se regresará al confinamiento más estricto.

“Este proceso será gradual, una nueva convivencia es posible si vamos paso a paso” señaló en un mensaje a través de sus redes sociales.

Michoacán utilizará banderas de diferentes colores por municipio, de acuerdo a los riesgos que posea cada localidad; donde el color rojo significa máximo riesgo de contagio, la bandera amarilla significa que el municipio está en riesgo alto, la bandera verde indica bajo riesgo y  la bandera blanca indica finalmente que el riesgo está controlado.

El Gobernador anunció que del 1 al 30 de junio comenzará la apertura de espacios públicos, negocios y empresas al 25 por ciento de su capacidad y solo por cuatro días a la semana. Ya adelantadas las actividades y con los contagios controlados, del 1 al 31 de julio se podrán reabrir hasta un 50 por ciento, mientras que en agosto podría llegar hasta el 75 por ciento.

La apertura de gimnasios, discotecas, bares, balnearios, lugares recreativos y celebración de eventos masivos continúa prohibida, así como las marchas y manifestaciones, fiestas patronales y eventos de más de 50 personas, para lo que aún no se cuenta con una fecha contemplada.

El mandatario sugirió a la población tomar conciencia de la “Nueva convivencia en Michoacán”, en donde la reapertura gradual no significa que el virus haya desaparecido y que todos podrán volver a salir a las calles como antes.