Salinas Pliego indicó que algunos políticos, entre ellos Gómez Urrutia,  no entienden la dinámica de la sucontratación y en cambio se han ocupado de satanizar a las empresas de outsourcing.

Ciudad de México, 30 noviembre (SinEmbargo).- El presidente de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, calificó como sumamente perjudicial la Ley para regular el outsourcing y señaló que la resolución entorpecería las actividades productivas.

El empresario enfatizó que la propuesta del Senador Napoleón Gómez Urrutia atenta contra el libre comercio y “lo peor de todo” no garantiza que los actuales evasores sean detenidos o castigados y provoca que paguen justos por pecadores.

Salinas Pliego explicó que es lo más común del mundo que una empresa contrate a otra para prestar servicios.

Asimismo señaló que muchos servicios se hacen mejor y cuestan menos cuando se llevan a cabo por personal especializado.

“A esto llamamos ‘sub-contratación (…). También le llamamos outsourcing, aunque esta palabra ha sido satanizada por algunos políticos del país”, explicó.

El empresario exaltó que el que una empresa preste servicios a otra no tiene absolutamente nada de malo, por más básicos o complejos que sean, pues se trata de una practica “muy sana” que se debería de extender a más empresas y servicios para  que la economía sea cada vez más competitiva.

“Después de todo, en un mundo globalizado, la competitividad es fundamental para generar Prosperidad Incluyente”, argumentó.

Salinas indicó que algunos políticos, entre ellos Gómez Urrutia,  no entienden la dinámica de la sucontratación y en cambio se han ocupado de satanizar a las empresas de outsourcing argumentando que incumplen obligaciones laborales y que evaden impuestos.

“Descalifican una actividad deseable, como si todas las empresas que prestan servicios a otras operaran de manera corrupta.