México

#Presidenciables | AMLO lanza consejos, regaños y reglas para las internas en la 4T

31/07/2022 - 12:05 am

En medio de los reclamos que han surgido dentro de Morena, el Presidente López Obrador, fundador del partido, lanzó en días pasados una serie de puntos para que sean atendidos en su movimiento de cara a los próximos procesos internos.

Ciudad de México, 31 de julio (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha dado en los últimos días una serie de consejos, regaños y reglas para que sean tomadas en cuenta en Morena, el partido que fundó, en los procesos internos que encara el partido guinda, desde la elección de delegados de este fin de semana hasta la contienda para los abanderados en el Estado de México y Coahuila, y la designación del candidato presidencial.

Como si se tratara de un decálogo, López Obrador —que a lo largo de su Gobierno ha marcado distancia de su partido— criticó el martes pasado los reclamos que piden a la dirigencia morenista un “piso parejo” de cara a 2024, una demanda en la que han insistido el Senador Ricardo Monreal, pero que en fechas recientes ha abrazado el Canciller Marcelo Ebrard, cuyo grupo de apoyo se llama “Progresistas por la Unidad y Piso Parejo”, pero también habló sobre las críticas a las encuestas, las malas prácticas que persisten dentro del partido, la búsqueda de cargos a toda costa y hasta la manera en la que los morenistas deben acercarse al electorado.

El Presidente, en ese sentido, desestimó las críticas, vicios y el desapego hacia los votantes y lanzó unos cuantos puntos para que hagan eco dentro de Morena. En un primer momento, por ejemplo, estableció:

“1) Quienes apuestan a las trampas les va mal. Ya lo del fraude, lo del querer manipular al pueblo, lo de la demagogia, eso no funciona”.

López Obrador señaló esto al mencionar que en el país ya no hay ”analfabetismo político”, un término que el mandatario emplea para dar cuenta que la población cuenta con una cultura política que le permite identificar a los principales aspirantes políticos, su trayectoría y los proyectos de Gobierno que enarbolan.

En un segundo punto, el Presidente trató uno de los principales reclamos que han surgido dentro del propio partido, con voces como la del Senador Monreal, quien ha advertido que si dentro del movimiento de la Cuarta Transformación existe “favoritismo” habrá una división que sólo beneficiará a la oposición, la cual —basta decir— ha visto con buenos ojos el perfil del legislador Morenista.

En ese sentido, el Presidente descartó que haya un tapado —como en la tradición priista se le conocía al sucesor del Jefe del Ejecutivo federal—, una cuestión en la que ha insistido desde tiempo atrás y que ha resultado en que a la fecha se viva un proceso presidencial anticipado, como no se había visto.

“2) Ya no hay dedazo, fíjense el cambio tan importante, el Presidente no tiene un candidato o una candidata predilecta o predilecto. ¿Quién va a decidir? El pueblo, y no hay que tenerle miedo al pueblo”.

López Obrador planteó, al respecto, dos cuestiones más para hacer política y ser tomado como una opción viable por el electorado. El dejar de lado las campañas basadas en la imagen de los políticos, en el cómo visten, hablan y se ven, como en su momento se criticó a políticos como Enrique Peña Nieto o más recientemente al Gobernador de Nuevo León, Samuel García, quien de acuerdo con una investigación de SinEmbargo ha destinado millones en apuntalar su imagen en las redes sociales.

“3) No estar pensando, y eso es una recomendación, un consejo, de que van a funcionar las estrategias de siempre, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas, ya esto cambió, ya no es: a ver el peinado, cómo te vas a engominar o cuánto moco de gorila te vas a poner y cómo vas a comportarte. ¿Se acuerdan cómo era antes, que los ponían a reírse?”.

Hilado al punto anterior, el Presidente llamó a hacer campaña a ras de piso y no sustituir esto con la exposición en redes sociales:

“4) Vayan a ver a la gente, entréguenle un volante, pónganse sus tenis, un sombrero, su morral y sus volantes, y vayan casa por casa: soy fulano de tal y aspiro a esto, y hay que cambiar este régimen corrupto, y aquí te dejo este volante. Y a la otra casa, y a la otra casa. Y me acuerdo que les decía yo: 150, 200 casas diarias. Pero no, como se puso de moda lo del internet, todo era por aire, todo era lo mediático”.

López Obrador indicó de igual forma que quienes aspiren a una posición en la administración pública deben de dejar de esperar alguna “señal”, una situación que atribuyó a “la subcultura antidemocrática que todavía hay en nuestro movimiento”.

El Jefe de Ejecutivo federal ha mantenido de tiempo atrás que la mejor forma para revertir esta “subcultura” es la implementación de encuestas para la designación de candidatos, método al cual se oponen aspirantes como el Senador Monreal, pero en el cual ha depositado su confianza el Presidente, al grado de sugerir a los partidos de oposición que lo empleen para determinar quien será su abanderado.

“5) No va a haber señal, la señal la va a dar la gente y es muy sencillo: en el caso de los candidatos a la Presidencia, encuesta, y lo que diga la gente, y yo voy a apoyar al que gane la encuesta”.

La dirigencia de Morena, que encabeza Mario Delgado, ha señalado desde junio en el evento que organizó en Toluca, Estado de México, que tanto en los comicios de 2023 como en el de 2024 el método para elegir a los candidatos morenistas será la encuesta, a la cual se opone el Senador Monreal y frente a la cual el Canciller Ebrard ha pedido “piso parejo”.

En ese sentido, el Presidente advirtió la semana pasada que con esta demanda “se menosprecia a la gente” y por ello pidió “que no se use como excusa”.

“6) Cuando se habla de que no hay piso parejo, eso es un menosprecio a la gente, porque ya nadie se deja manipular. Que no se use eso como excusa. ¿Cómo no va a haber piso parejo, si va a ser el pueblo el que va a decidir? Y si la gente ve que el presidente se está inclinando a favor de alguien o los dirigentes del partido se están inclinando a favor de alguien, eso lo rechaza la gente, eso tiene un efecto de búmeran”.

Sobre estos reclamos que han surgido dentro de Morena, el Presidente advirtió que no se trata de ser candidato, ‘haiga sido como haiga sido’, una frase que empleó el expresidente Felipe Calderón al haber salido con la victoria en el proceso de presidencial de 2006, en el cual López Obrador ha denunciado que hubo un fraude electoral para impedir su llegada a la Presidencia.

“7) Ahora, si lo que se quiere es ser candidato, ‘haiga sido como haiga sido’, o ser gobernador o presidente, ‘haiga sido como haiga sido’, pues entonces fraude; pero no. Y también lo otro, ‘no salí yo, no hay democracia’; ‘si salgo yo, sí hay democracia’”.

Por ello, recordó que en el partido que fundó se contiende por “encargos” y no por “cargos”, una idea que ha sostenido a lo largo de su mandato, y que —a su decir— diferencia su movimiento de la oposición.

“8) Los que venimos del movimiento tenemos que tener muy en cuenta que no luchamos por cargos, luchamos por principios, por ideales y que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás”.

Dos días después, el jueves pasado, López Obrador insistió en la autocrítica dentro de su movimiento y —de cara a la designación de delegados estatales— pidió no replicar prácticas como la de las acarreados que él desde la oposición siempre criticó”, y que consideró ofensivas.

“9) Si salen por ahí algunos mapaches que los manden lejos, lejos, lejos, y que demuestren que son buenos ciudadanos los que van a participar, que no son manipulables. […] Y evitar ser acarreado, nada de que, ‘¿a dónde vas?’, ‘meee’, ‘¿a dónde te llevan?’, ‘meeee’.[…] llévate tu tiempo ahí viendo a quién conoces, a quién has visto que ayuda al pueblo, a quién le ves cara de buena gente, que tiene buenos sentimientos, que le tiene amor al pueblo, no hipócritas, farsantes, que una vez que ya tienen su propósito ya hasta les molesta que la gente les hable”.

La confrontación interna en Morena se agudizó con motivo de la elección de delegados con la proliferación de denuncias de irregularidades que van desde acarreos y compra y coacción de votos hasta el uso de recursos públicos para favorecer a personajes y grupos. Son tantas las denuncias públicas, incluida la integración de “brigadas cazamapaches”, que hasta el Presidente Andrés Manuel López Obrador repudió estas prácticas.

Al respecto, el Mandatario dijo a los integrantes de Morena “sobre todo los que buscan la transformación” que “no se puede hacer política sin pueblo, no se puede hacer política sin amor al pueblo, y advirtió que aquellos que hacen trampa no son de izquierda, sino que pertenecen al bando conservador.

“10) No se puede hacer política con trampas. El que hace trampa, el que no es respetuoso de la voluntad popular, el antidemocrático, no es de izquierda, el corrupto no es de izquierda, puede ser conservador, pero no es de izquierda. El que quiere triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de ninguna índole no es de izquierda, ese es conservador, oportunista, arribista, convenenciero, corrupto”.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su rueda de prensa diaria de hoy 28 de julio. Foto: Gobierno de México.

…. Y TAMBIÉN ACONSEJA A LA OPOSICIÓN

El Presidente López Obrador aprovechó también para ofrecer a la oposición unas cuantas sugerencias de cara a los próximos procesos electorales, como la importancia de consultar a sus militantes las decisiones que se tomen, un consejo con el cual apuntó al Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas ha sido cuestionado por concentrar el poder en su figura y hacer oídos sordos a lo que piden las bases.

“Imagínense, un militante del PRI que conoce la historia de este partido, que fue un partido surgido del movimiento revolucionario, con muchas etapas en su proceso, que tuvo etapas importantísimas, cuando fue Partido de la Revolución Mexicana, que fue cuando se llevaron a cabo el reparto agrario, la entrega de la tierra a los campesinos, la defensa de los obreros, la recuperación del petróleo que estaba en manos de extranjeros, pues eso también fue el PRI en su época, y fue cambiando, y ahora un grupo de oligarcas corruptos van a decidir”, indicó.

De igual forma, expresó la importancia de tener una postura definida, y cuestionó en el fondo la alianza que ha conformado el PRI con Acción Nacional: “¿Qué, no saben los del PRI que el PAN surgió un año después de la expropiación petrolera para oponerse a esa decisión patriota del general Cárdenas? ¿Ya se les olvidó? […] Y al revés. ¿Qué, ya a los panistas se les olvidó de que les hacían fraudes los del PRI?”.

“No se puede transformar un pueblo si no se cuenta con el respaldo de la gente”, dijo el mandatario la semana pasada. Foto: Marco Ugarte, AP

Ya antes López Obrador había lanzado a la oposición un par de sugerencias a tomar en cuenta para el proceso presidencial. El pasado 6 de junio, un día después de la elección en la que la alianza Va por México perdió 4 de las 6 gubernaturas que puso en juego, el mandatario les aconsejó replantear su estrategia.

“Deben de hacer una revisión de su estrategia. Les afecta mucho, se los digo de manera sincera, su clasismo, su racismo. Es que desprecian al pueblo, no le tienen amor al pueblo, ahí está la esencia de todo. […] Y entiendo, es un problema que tiene que ver con la mentalidad conservadora, no es fácil. ¿Cómo se convence a una persona, que vale lo mismo el voto de un indígena, de un campesino, de una mujer humilde que el voto de un doctor, de un científico, de un potentado? No es fácil”, dijo.

En esa misma ocasión lanzó “otra recomendación” a la oposición, una crítica con un guiño a las campañas sucias que emprendieron en su contra en 2006 para evitar su llegada a la Presidencia: “esto es para los que se manejan en los sótanos, los que se dedican al espionaje, a la tenebra, a las agencias del extranjero: que ya no desgasten a lo tonto a sus representantes, a sus voceros, a sus informantes, porque se están quedando sin nada, están perdiendo toda la credibilidad. Que también piensen que, cuando se tiene autoridad moral, se tiene autoridad política y que ese es un escudo protector”.

Obed Rosas
Es licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Estudió, además, Lengua y Literatura Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas