El mandatario compartió fotografías de dos hombres y una mujer que pertenecían a la policía de Ixtlahuacán y están detenidos como parte de la investigación por el asesinato de Giovanni López, un trabajador de la construcción.

Ciudad de México, 6 de junio (SinEmbargo).- El Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, reiteró que la detención de Giovanni López, quien murió al estar bajo custodia de policías de Ixtlahuacán de los Membrillos, no tuvo que ver con que no usara cubrebocas y aseguró que el crimen no quedará impune.

“Como ya lo he dicho, un cubrebocas no tuvo que ver, pero como también lo he dicho: no importa el motivo de una detención, no hay justificación alguna para violar los derechos de nadie. Les doy mi palabra: esta muerte no quedará impune”, expuso en sus redes sociales luego de un tercer día de protestas en Guadalajara.

El mandatario compartió fotografías de dos hombres y una mujer que pertenecían a la policía de Ixtlahuacán y están detenidos como parte de la investigación por el crimen.

“Mi compromiso fue el de hacer todo lo que esté en mis manos para que haya #JusticiaParaGiovanni y no descansaré hasta que cada implicado en este brutal acontecimiento sufra todas las consecuencias de sus actos”, aseguró.

El Gobernador Alfaro confirmó hoy que las personas detenidas durante los dos días de protestas en Guadalajara ya están en libertad. 

La capital del estado registró desde el jueves manifestaciones para exigir justicia por el asesinato de Giovanni López, un trabajador de la construcción detenido por policías del municipio de Ixtlahuacán el 4 de mayo. El hombre fue detenido con violencia, según mostró un video que se difundió esta semana en redes sociales.

En el tercer día de protestas en México por la muerte del joven Giovanni López, el Gobernador pidió perdón por los abusos policiales y anunció la liberación de todos los detenidos en las manifestaciones anteriores.

Cientos de jóvenes marcharon este sábado por el centro de Guadalajara pidiendo esclarecer la muerte de Giovanni. Según la familia, el joven, que murió lleno de golpes, había sido arrestado por no llevar cubrebocas, de uso obligatorio por la pandemia, algo que niega la Fiscalía estatal.

Pero los manifestantes también exigieron la inmediata liberación de los detenidos en las protestas del jueves y el viernes así como el hallazgo de al menos 17 jóvenes cuyo paradero se desconoce después de haber sido arrestados.

-Con información de EFE.