Las fuertes nevadas, cada vez más frecuentes por la crisis climática, están detrás del apagón vivido este lunes en el norte del país. Este mes, se registran tormentas de nieve en el sur de Estados Unidos y el norte mexicano, las cuales han tenido un impacto determinante en el suministro de gas, del que depende a gran escala la generación de electricidad en México. Analistas energéticos plantean que pese a que esto era predecible, no se tomaron las medidas necesarias.

Ciudad de México, 15 de febrero (SinEmbargo).–El impacto de las tormentas de nieve en el sur de Estados Unidos y el norte mexicano en la generación y distribución de gas natural fue determinante en el apagón ocurrido en Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, Tamaulipas y Zacatecas.

Analistas energéticos plantean que eran predecibles las afectaciones que producirían las tormentas de nieve —cada vez más frecuentes por la crisis climática— en el suministro de gas natural, combustible del que México depende para su generación de energía y cuyo 95 por ciento es importado de Estados Unidos, principalmente de Texas, por la baja producción de Petróleos Mexicanos (Pemex), según cifras difundidas por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Se trata del segundo corto eléctrico en menos de tres meses. El primero tuvo lugar el 28 de diciembre y afectó a 10 millones de usuarios. Las autoridades lo atribuyeron a un desbalance entre la carga y generación derivado de un incendio de pastizales en Tamaulipas. El de este 15 de febrero impactó desde antes de las ocho de la mañana a cuatro de los siete millones de usuarios de la región norte.

TORMENTAS-AFECTARON-ELECTRICIDAD-EN-MÉXICO

La mayoría de la generación de electricidad en México proviene del gas natural de Texas, en estado de alerta por las tormentas de nieve. Foto: Cuartoscuro.

Miguel Reyes Hernández, director general de CFEnergía, explicó este lunes en rueda de prensa que hasta hoy no se había registrado un problema de suministro de gas natural en las centrales de generación tanto de la CFE como de empresas privadas. Enfatizó que lo sucedido no se debió a irregularidades en los contratos de gasoductos, sino a que la infraestructura está congelada, lo cual imposibilita la extracción y transporte de este combustible.

¿POR QUÉ HUBO EL APAGÓN?

La mayoría de la generación de electricidad en México proviene del gas natural de Texas. Pero en días pasados se presentaron bajas temperaturas extremas en los Estados Unidos a raíz de un vórtice polar, derivado de la crisis climática, que causó problemas en el suministro de gas natural.

Desde la semana pasada, la entidad está en estado de desastre estatal y alerta máxima. Por un lado, ante la necesidad de calefacción, la demanda de energía eléctrica se elevó un 18 por ciento durante cuatro días aumentando el precio de cuatro a 600 dólares por MBTU. Por el otro, se congelaron los ductos, los yacimientos y las hélices de parques eólicos, explicó Miguel Reyes Hernández, Director general de CFEnergía. El ducto Natural Gas, uno de los más importantes que corre por Sonora y Chihuahua, está en condiciones de fuerza mayor.

Daniel Chacón Anaya, director de Energía de la Iniciativa Climática de México, explicó que hay una corriente de chorro que siempre está circulando en el Polo, pero por efectos del cambio climático una corriente de aire caliente entró al centro de esta corriente y debilitó la adhesión al Polo norte y comenzó a bajar aire polar a las latitudes medias del hemisferio norte acarreando estas tormentas invernales “que serán cada vez más frecuentes en regiones que no lo resentían tanto”.

¿CUÁNTO DEPENDEMOS DEL GAS NATURAL?

Ante la baja producción de gas natural de Pemex, importamos gas natural desde las zonas sur y oeste de Estados Unidos en una capacidad que asciende a ocho mil 203 millones de pies cúbicos diarios (MMPCD), de acuerdo con el Plan de Negocios de la CFE 2021-2025, frente a los cuatro mil 762 MMPCD producidos en 2020 por la petrolera mexicana.

De los 21 puntos de importación, tres se encuentran en Arizona, tres en California y 15 en Texas, este último el principal punto de internación de las importaciones, con el 86 por ciento.

“La mayoría de la demanda interna de ocho MMPCD de gas natural se cubre con importaciones de Estados Unidos. El resto es la producción decreciente de Pemex, y un mínimo aporte de socios particulares”, aseguró el analista energético Arturo Carranza.

De la capacidad de importación, la CFE consume mil 449 MMPCD y empresas privadas otros dos mil 518 MMCD. Asimismo, se cuentan con dos terminales de almacenamiento y regasificación, una en Manzanillo y la otra en Altamira con una capacidad de 500 millones de pies cúbicos diarios cada una.

“En otras partes del mundo el gas natural se almacena en cavernas para tener un suministro cuando venga un corte como este. Pero aquí en México no se ha invertido lo suficiente para el almacenamiento de gas a pesar de que dependemos muchísimo de ese combustible para operar”, dijo Daniel Chacón Anaya de la Iniciativa Climática de México. “Y dependeremos cada vez más porque se está programando la construcción de más plantas de ciclo combinado, en lugar de plantas de generación renovable”.

El 75 por ciento de la generación de energía en México emite gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático, por lo que Chacón agregó que, para mitigar estos fenómenos que seguirán provocando apagones y otras afectaciones, se debe invertir más en proyectos de energías renovables que nos harían menos dependientes al gas natural.

México importa gas natural desde las zonas sur y oeste de EU en una capacidad que asciende a 8,203 millones de pies cúbicos diarios. Foto: Cuartoscuro.

¿TUVO LA CULPA LA CFE Y CENACE?

La CFE Internacional, que compra gas natural en Estados Unidos, informó a la CFEnergía el viernes 12 de febrero que por las heladas en Estados Unidos había afectaciones en la infraestructura, actividades de producción, procesamiento de transporte y distribución de gas natural.

Hasta el día siguiente, sábado 13 de febrero, las seis empresas productivas de la CFE notificaron la problemática al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), por lo que emitió una alerta operativa a las cuatro de la tarde.

“No es un problema que se deba a la CFE, sino que es una situación que está presente en los Estados Unidos. La relación que se tiene muy fuerte en materia de suministro de gas natural y la comunicación con líneas de transmisión ha provocado que se tengan apagones en el norte del país”, expuso Miguel Reyes, Director general de CFEnergía.

Pero, contrastó Daniel Chacón Anaya, director de Energía de la Iniciativa Climática de México, al ser fenómenos climatológicos son predecibles, pero la CFE no actuó con anticipación.

El 28 de diciembre hubo un apagón que afectó a 10 millones de usuarios. Foto: Cuartoscuro.

“Vino el corte cuando las plantas ya no pudieron aguantar más. En Texas ya tenían paros programados por regiones y se avisó a la industria pesada para que bajaran o pararan sus procesos, y así no dejar a los usuarios desamparados durante horas”, dijo. “La CFE debió realizar un análisis de riesgo para programar cortes en las grandes industrias consumidoras de gas natural con un día de anticipación”.

El analista energético Arturo Carranza contrastó que en Estados Unidos el mercado de gas natural está regionalizado, lo que complica su control, a diferencia del de México que sólo cuenta con uno operado por el Cenace.

“Al haber sólo un operador que tiene el control del sistema es mucho más fácil una planeación. No significa que se pudo haber anticipado para tener un control total, pero dentro de un evento con dimensiones tan grandes, pudieron planear mejor la respuesta en términos de suministro de gas natural”, aseguró.

¿CUÁNDO SE RESTABLECERÁ LA LUZ? 

Al mediodía, luego de cuatro horas del apagón en seis estados, ya se había restablecido el servicio del 65 por ciento de los clientes afectados, incluyendo empresas privadas.

El servicio se irá restableciendo a los un millón 768 mil usuarios restantes a través de la entrada de máquinas de otras fuentes de energía como carbón, hidroeléctrica, nuclear y geotérmica al sistema eléctrico operado por el Cenace.

“Entre hoy y mañana, que es cuando se esperan las más altas temperaturas, serán las afectaciones mayores”, estimó el director de CFEergía, Miguel Reyes, quien informó que “no habrá afectaciones en las tarifas de electricidad”.