“Fuimos acompañados de la Fiscalía General de la República a verificar una gasolinera que no se dejó verificar en Pátzcuaro, Michoacán, y encontramos siete bombas con este aparatito para robar a los consumidores, este rastrillo, que afortunadamente la Fiscalía General incorporó a la carpeta de investigación”, aseguró Sheffield.

Ciudad de México, 30 de noviembre (SinEmbargo).- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) las verificaciones que realiza a las estaciones gasolineras arrojaron nuevamente la existencia de rastrillos en las bombas expendedoras, además hubo un alto número de incidencias en quejas y se detectaron cuatro gasolineras que no permitieron la revisión.

Ricardo Sheffield, titular de la Profeco, explicó que la semana que hasta el 27 de noviembre se recibieron, a través de la app de Litro por Litro, 180 quejas de las que se atendieron 137 visitas. Entre estas, cuatro gasolineras no permitieron la verificación: una en Morelia, Michoacán, “Autoservicios El Durazno”; en Tijuana, Baja California, “Estación de Servicios Libramiento”; en Morelia, Michoacán, la estación propiedad de Eduardo Huacuz; y la “Estación Pirú” en Tijuana, Baja California.

“Estas cuatro gasolineras obviamente están ocultando algo y lo podemos saber porque lo acabamos descubriendo después, como fuimos acompañados de la Fiscalía General de la República a verificar una gasolinera que no se dejó verificar en Pátzcuaro, Michoacán, y encontramos siete bombas con este aparatito para robar a los consumidores, este rastrillo, que afortunadamente la Fiscalía General incorporó a la carpeta de investigación y ellos mismos hicieron el traslado de estos aditamentos que sólo sirven para robar”, aseguró Sheffield.

QUIEN ES QUIEN GASOLINA

Sheffield también dio a conocer los datos de la semana anterior sobre el “Quién es quién” en el precio de los combustibles.

Sobre la gasolina regular, o Magna, Mobil de Río Grande, Zacatecas, fue la más cara, con un precio de 20.07 pesos, un margen de 4.37 pesos, “bastante alto de estos angelitos”, dijo Sheffield; el precio más bajo se encontró en Chevron, en Culiacán, Sinaloa, con un costo de 16.25 pesos por litro, un margen de 23 centavos.

En la Premium el más caro fue Shell en Naucalpan, estado de México, en 21.14 pesos por litro, además destacó que tuvo un margen de ganancia de 4.87 pesos, por uno; la más económica fue Pemex en Veracruz, Veracruz, a 15.78 por litro, un margen de 35 centavos.

El diesel BP en Ixmiquilpan, Hidalgo, lo vendió hasta en 20 pesos por litro, con un margen de 3.26 pesos y el más barato fue Eagle Gas en Mazatlán, Sinaloa, 17.85 pesos por litro, un margen de 18 centavos.

Redco, Arco y Chevron fueron las que otorgaron los precios más altos, y los más económicos Redco, Arco y Chevron.

QUIEN ES QUIEN GAS

En la venta del gas LP en tanque estacionarios se encontró el precio más alto en Gas Exprés Nieto, de México, en Azcapotzalco, Ciudad de México, fue con un margen 5.39 pesos por litro, en 12.73 pesos por litro. La expendedora ubicada en gas Providencia en San José Iturbide, Guanajuato, en 8.55 pesos, ha mantenido el margen más bajo de 1.52 pesos.

En cilindros, el primer lugar fue Servigas del Valle, en Cuajimalpa, Ciudad de México, en 23.11 pesos por kilo; el más económico se vendió en Gas Providencia en Doctor Mora, Guanajuato, en 16.25 por kilo.

“Realizamos 55 verificaciones en la semana, estaciones de servicio del gas, dos resultaron con infracciones, uno no se dejó verificar, este fue en Martínez de la Torre, Veracruz, Gas María, que no se dejó verificar, algo está ocultando”, finalizó Sheffield.