Este sistema de desinfección que usan los túneles sanitizantes podría ser insuficiente para inactivar al COVID-19, y el aerosol generado puede facilitar la diseminación del virus presente en la ropa, cabello o pertenencias de las personas que pasan por el túnel, alertó hoy la Secretaría de Salud.

Ciudad de México, 8 de abril (SinEmbargo).- La Secretaría de Salud desaprobó el uso de arcos y túneles de sanitización automatizados con aspersores que rocían una solución desinfectante en aerosol sobre las personas que se ubican en su interior, el uso de estos túneles se han duplicado en las últimas semanas a causa del COVID-19.

“Hasta la fecha, no existe evidencia sobre la eficacia de estos sistemas para realizar una desinfección efectiva del virus SARS-CoV-2 causante de COVID-19”, informó la dependencia en un comunicado.

Detalló que este sistema de desinfección podría ser insuficiente para inactivar al virus, mientras que el aerosol generado puede facilitar la diseminación del virus que pudiera estar presente en la ropa, cabello o pertenencias de las personas que pasan por el túnel, aumentando el riesgo de dispersión.

Este sistema de desinfección podría ser insuficiente para inactivar al virus. Foto: Cuartoscuro

También, la inhalación de sustancias desinfectantes podría causar, entre otras cosas, daños a las vías respiratorias, tos, estornudos e irritación de los bronquios, desencadenar ataques de asma, producir neumonitis química e irritación en piel, ojos y mucosas, detalló la Secrretaría de Salud.

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, abundó esta tarde en conferencia de prensa sobre el tema, dijo que el uso de los sanitizadores podría traer más contagios.