Mundo

Felipe VI no es nadie para despreciar el símbolo de la independencia de AL: Monedero

09/08/2022 - 8:30 pm

Juan Carlos Monedero, miembro fundador de Podemos, habló con SinEmbargo Al Aire sobre la polémica que protagonizó Felipe VI al no ponerse de pie frente a la Espada de Bolívar en la toma de protesta del Presidente colombiano Gustavo Petro, así como del riesgo que tienen los gobiernos de izquierda con “las democracias vacías” y de lo que depara en México con la sucesión presidencial.

Ciudad de México, 9 de agosto (SinEmbargo).– El rey Felipe VI de España fue uno de los protagonistas de la ceremonia de posesión de Gustavo Petro como nuevo Presidente de Colombia de este domingo, primero al ser abucheado y luego por no ponerse de pie, como sí lo hicieron el resto de los mandatarios, frente a la Espada de Bolívar, símbolo de la independencia latinoamericana, una actitud que Juan Carlos Monedero, miembro fundador de Podemos y quien estuvo presente en el acto, calificó como “bochornosa” e “irresponsable”.

“Que el rey de España se levante y muestre respeto a la Espada de Bolívar sería una señal de la relación que algunos queremos de España con América Latina y que no terminamos de lograrla precisamente porque en este tipo de gestos sigue habiendo una voluntad de alguna manera colonizadora, que no nos representa a los españoles”, dijo el politólogo y catedrático en entrevista con Alejandro Páez Varela en el programa Los Periodistas que se transmite en el canal de YouTube de SinEmbargo Al Aire.

Y añadió: “El rey no es nadie para hacerle un feo, para hacerle un desprecio al símbolo de millones de latinoamericanas y latinoamericanos”.

Después de recibir la banda y juramentar como Presidente de Colombia, Gustavo Petro detuvo el acto protocolario y ordenó a la guardia presidencial llevar al escenario la mítica Espada de Simón Bolívar, que permaneció escondida al público durante décadas.

Las miles de personas que asistieron el domingo a la ceremonia en la Plaza de Bolívar, corazón político e histórico de Bogotá, aplaudieron y algunos gritaron: “¡Alerta que camina, la Espada de Bolívar por América Latina!”.

“Llegar aquí junto a esta espada, para mí es toda una vida”, dijo Petro, el primer Presidente de izquierda en el país andino. “Quiero que nunca más esté enterrada, retenida y que sólo se envaine —como dijo su dueño, el libertador— cuando haya justicia en este país. Que sea del pueblo, es la espada del pueblo”, agregó.

Miembros de la guardia presidencial llevan la espada del héroe independentista Simón Bolivar durante la ceremonia de juramentación del presidente Gustavo Petro. Foto: Fernando Vergara, AP.

Monedero recordó en la entrevista que el actuar de Felipe VI muestra su falta de entendimiento del sentir de los pueblos, algo, que dijo, tampoco lo sintió el Presidente Iván Duque, “que en un gesto infantil, pueril, estúpido, le niega, al Presidente que ha ganado las elecciones, Petro, que pueda hacer la toma de posesión con la espalda de Bolivar presente”, algo que al final ocurrió.

“Él (el rey Felipe) no puede tomar esa decisión, eso es lo terrible, esa es una decisión que no le compete a él, le compete al Gobierno de España porque por la Constitución el rey es irresponsable y todos sus actos deben ser refrendados por el Gobierno”, dijo Monedero.

Y ahondó: “Ahora gobierna en España un gobierno progresista y por lo tanto el rey tendría que haber interpretado la voluntad del gobierno progresista, levantarnos para darle nuestra señal de respeto al símbolo de la independencia latinoamericana, que lo hacen los generales que han sido derrotados, en buena lid respetan al general que te ha derrotado”.

EL RIESGO DE “LAS DEMOCRACIAS VACÍAS”

Juan Carlos Monedero planteó la necesidad de que gobernantes de izquierda como Gustavo Petro, en Colombia; Andrés Manuel López Obrador, en México, e incluso Pedro Sánchez, en España, puedan llevar a cabo las políticas de cambio por las que fueron votados, o por el contrario, advirtió, se corre el riesgo de “las democracias vacías”, ante las cuales la extrema derecha ha encontrado una ventana para llegar al poder.

“López Obrador tiene que poder hacer la política para la cual le votaron los mexicanos, y Pedro Sánchez, y Yolanda Díaz y Ione Belarra tienen que hacer las políticas en España por las cuales les votaron, y en Colombia, Petro tiene que poder hacer las políticas que acaban de votar la mayoría de los colombianos, pero si no pueden estamos, de alguna manera, teniendo democracias vacías, que tienen el problema de que como la izquierda quiere hacer la pelea institucional, porque ha renunciado a la lucha armada, quién queda para representar el enfado con la política… la extrema derecha, y por eso también se explica que tenemos en nuestros países a la izquierda defendiendo la institucionalidad vacía de democracias demediadas y una extrema derecha que sigue siendo neoliberal hablando en contra de la política, diciendo que los políticos son todos iguales, que la política no sirve para nada”, comentó.

Juan Carlos Monedero ahondó que los primeros gobiernos de izquierda en América Latina, el de Hugo Chávez, en Venezuela; el de Lula de Silva, en Brasil; el de Evo Morales, en Bolivia, o el de Néstor Kirchner, en Argentina “pudieron hacer cosas, sacaron a decenas de millones de personas del hambre y de la pobreza”, pero “el problema ahora es que la derecha ha aprendido, […] ha puesto en marcha esta guerra jurídica donde pueden encarcelar a Lula sin pruebas y lo sacan del juego electoral sin pegar un tiro y encima los medios de comunicación se encargan de decirle a las personas que sacó Lula de la pobreza: ‘no, es que este Presidente tuyo no era tan bueno porque era un ladrón y un corrupto’”.

“La conclusión final de todo esto es que cada vez hay más gente que está teniendo la duda, de si con la democracia liberal se puede hacer política progresista, porque están estresando el margen, porque si te encarcelan con jueces corruptos, y policías corruptos, y medios de comunicación corruptos, […] si te encarcelan, si te asesinan, si te impiden ganar elecciones porque te manchan políticamente y la gente no te vota; si te hacen corridas bancarias, te presionan desde el FMI o el Banco Mundial para que no puedas hacer la política que ha votado la gente, sino te suben el riesgo país y no te dejan gobernar; si incluso, llegado el caso, y todo eso no sirve te hacen golpes de Estado clásicos, como ocurrió en Bolivia o como le ocurrió Manuel Zelaya no va a ser extraño que cada vez más gente se pregunte qué pasa con la democracia liberal”.

En ese sentido, el fundador de Podemos indicó que la reflexión sobre los medios de comunicación hoy en día es una condición necesaria para volver a pensar en la democracia. “Hoy en día debemos de hacer un esfuerzo para concientizar a la ciudadanía de que tiene que tener información veraz y que tiene que pagar por esa información veraz, es decir, igual que la gente siempre ha colaborado para sostener a sus partidos políticos, ha hecho cajas colectivas para sostener huelgas, ha hecho un esfuerzo económico para tener una política diferente, tenemos que hacer un esfuerzo económico para tener unos medios de comunicación veraces, para tener medios de comunicación que te cuenten lo que pasa”, refirió.

El Presidente Gustavo Petro habla después de prestar juramento en Bogotá, Colombia, el domingo 7 de agosto de 2022. Foto: Fernando Vergara, AP.

“EL LEGADO DE AMLO”

Juan Carlos Monedero también habló sobre lo dos últimos años del Gobierno de López Obrador e indicó que es importante entender que un sexenio es poco tiempo para provocar un cambio.

“Quizá hay posibilidad de que Morena se extienda todavía otros seis años con una Presidenta o Presidente que pueda tomar las banderas de López Obrador. El tiempo siempre nos está presionando, siempre está presionando sobre todo a los gobiernos progresistas o de izquierda que tienen todas las variables en contra y que tienen que pelear siempre contra todos los poderes de facto”, expresó.

Monedero explicó que seis años no son suficientes para cambiar un país ya que se necesita “mínimo 15 años para que haya una lógica”.

“Lo que está claro es que si López Obrador quiere continuar su tarea transformadora necesita un elemento continuador y el elemento continuador es Morena, no hay otro. Sin un partido de nuevo tipo, sin un partido que sea al mismo tiempo partido y movimiento, es que los cambios no llegan a buen puerto, entonces el Presidente López Obrador creo que le empezó a dedicar tiempo al partido y ahí buscó una dirección que fuera capaz de no solamente ganar elecciones que es esencial, sino también a comenzar a articular un partido que necesita sobre todo formación”, indicó.

El reto del proyecto de AMLO es que sea consolidado por los gobiernos que lo sucederán . Foto: Presidencia.

Expresó que lo que sucede con López Obrador y Morena, el partido que fundó, “es una reflexión sobre la necesidad de que Morena no se convierta en un partido burocratizado, que no se convierta en un aparato de transmisión de los mandatos de arriba, sino que realmente sea un partido que tenga discusión interna, tiene que tolerar la disidencia, la disidencia siempre molesta en un partido, siempre disturba, pero es necesaria”.

“Si López Obrador cuida a Morena, está teniendo la mejor garantía de la continuación de su tarea más aún que quien sea la persona que lo sustituya porque la continuidad no está en las personas, la continuidad está en los programas, está en los proyectos, está en la ciudadanía que te reclama que vayas en determinada dirección. México es un país presidencialista, la presidencia tiene mucha fuerza al ser elegida directamente por el pueblo y eso puede llevarte a despreciar las instancias intermedias como los partidos políticos. La derecha se lo puede permitir porque los que mandan cuando manda la derecha no están en el PAN ni en el PRD ni en el PRI, los que mandan están en otro lado y esos saben cuál es la continuidad, pero la izquierda no puede hacer eso y por eso creo que la suerte de la 4T va a ser la suerte de Morena”, puntualizó.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas