Herrera participó de foros nacionales e internacionales desde una “oficina virtual”, pues se mantuvo casi dos semanas in asistir a la dependencia de forma física para dar cumplimiento a las medidas de sana distancia requeridas, sobretodo, cuando se contrajo la COVID-19.

Ciudad de México, 13 de julio (SinEmbargo).- Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dio a conocer en su cuenta de Twitter que dio negativo en la prueba de la COVID-19, después de 15 días de que anunciara que había sido contagiado por el nuevo coronavirus.

El funcionario expresó que este lunes reinició sus actividades al frente de la dependencia con la reunión continua que sostiene con el equipo cercano a la Secretaría.

El Secretario de Hacienda aseguró el 25 de junio que tenía síntomas menores de la enfermedad, por lo que trabajaría desde su casa, para mantener las medidas de distanciamiento social requeridas.

Dos días después de que Herrera hiciera público que había contraído la enfermedad, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dio a conocer que Herrera tuvo contacto con más de 60 personas.

Gracias a la entrevista médico-epidemiológica con Herrera, dijo López-Gatell, se produjo una lista preliminar con la que se efectuaron las entrevistas a los señalados para confirmar si cumplen con los criterios específicos de contacto. Además, el Subsecretario declaró que no existe ningún criterio de privilegio por el que se le haya realizado la prueba de coronavirus a Arturo Herrera.

Desde su oficina virtual, Herrera participó de foros nacionales e internacionales con respecto al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y sobre los impactos que la pandemia ha dejado y se prevé deje sobre los países en términos económicos.

El 8 de julio expresó, en una reunión virtual con ministros de finanzas del Grupo de los 20, que los efectos de la pandemia de la COVID-19 son asimétricos en el mundo, para economías como la mexicana la crisis económica durará al menos un año más.

El funcionario federal recordó que en la reunión de febrero el grupo discutió sobre los efectos de cerrar la economía hasta un trimestre para frenar los contagios del nuevo coronavirus. Al haber transcurrido el proceso, Herrera puntualizó que los efectos serán mucho más largos y se espera una lenta recuperación.

“De hecho cerramos por dos o tres meses, pero la recuperación va a ser mucho más lenta de lo que pensamos (…) Eso significa, que nosotros, los países de ingresos medios necesitamos tener un power drive porque esto va a durar por lo menos un año más, o un año y medio, no es sólo proveer el apoyo a la economía ahora, sino proveer el apoyo a la economía en el siguiente par de años” puntualizó.

Durante la conferencia del G-20 los Ministros discutieron sobre flujos de capital y su impacto en el financiamiento. Estuvieron presentes los representantes de Hacienda de Corea del Sur y Angola, Kritalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), así como David Malpass, presidente del Banco Mundial.