Hacia una economía moral, el más reciente libro del Presidente Andrés Manuel López Obrador y que a solo unos días de salir a la venta se encuentra entre los más vendidos en la Tienda Kindle de Amazon, describe cómo las políticas sociales de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto fueron mecanismos perversos de control y manipulación con fines electorales. Además, durante este periodo la corrupción se incrementó.

Ciudad de México, 21 de noviembre (SinEmbargo).–Las políticas sociales de los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto no solo no disminuyeron la pobreza en México, sino que “fueron mecanismos perversos de control y manipulación con fines electorales”, describe el Presidente Andrés Manuel López Obrador en su más reciente libro Hacia una economía moral.

En el libro, editado por Planeta, López Obrador califica los ex presidentes como los principales impulsores del modelo que ha minado la calidad de vida de los mexicanos: el neoliberalismo.

“Los programas sociales de los gobiernos de Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto –léase la secuencia Solidaridad, Progresa, Oportunidades y Prospera– han sido meros paliativos para la pobreza, cuando no mecanismos perversos de control y manipulación con fines electorales”, se lee en uno de los fragmentos del libro número 18 publicado por el Presidente.

A pocos días de salir a la venta, Hacia una economía moral se ubica en el primer lugar de los más vendidos en la Tienda Kindle de Amazon. Foto: Gobierno de México.

En el texto, el tabasqueño señala que el Estado no solo dejó de impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo, sino que incumplió su responsabilidad social de garantizar el bienestar de los mexicanos.

“Durante todo el periodo neoliberal no hubo programas de desarrollo, sino reparto de despensas o migajas”, dice el Presidente al mismo tiempo que destaca que también se dejaron de construir obras y servicios públicos como viviendas populares, campos deportivos, centros de salud y hospitales.

El libro, disponible ya en librerías de todo el país, está dividido en tres capítulos: El primero se llama “La corrupción, el principal problema de México”; el segundo, “El fracaso del modelo neoliberal” y, el tercero, “Las nuevas políticas para la transformación”.

Sobre el tema de la corrupción, López Obrador menciona en el libro que este problema “fue un fenómeno económico y político” que permaneció por mucho tiempo en México, desde la llegada de Hernán Cortés y se profundizó en el periodo neoliberal con la política económica de élite impulsada en el sexenio de Miguel de la Madrid y se consolidó con Salinas de Gortari.

“Con este propósito hubo intensas campañas propagandísticas en las que intelectuales y ‘líderes de opinión’ repetían como loros falsedades para justificar el blindaje oficial y el predominio de los intereses económicos de una minoría por encima del bienestar público”, detalla López obrador en su texto.

De acuerdo con el libro, con Salinas el desequilibrio entre ricos y pobres se profundizó como nunca, “por ello lo he bautizado como el Padre de la Desigualdad Moderna”.

Según el texto, la política salinista se siguió aplicando durante los gobiernos de Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto. Durante esos sexenios, dice, un grupo compacto ejercicio el control de las instituciones, sociedad civil y en la mayoría de los medios de comunicación:

“El grupo ‘compacto’ original creado por Salinas y que se benefició con el remate de bienes públicos durante su gobierno no sólo continuó acumulando riquezas, sino que también fue concentrado el poder político hasta llegar a situarse por encima de las instituciones constitucionales.

“En los hechos, los integrantes de este grupo eran quienes verdaderamente andaban y decidían sobre las cuestiones fundamentales en la Cámara de Diputados y en el Senado, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el Instituto Federal Electoral, en el Tribunal Electoral, en la Procuraduría General de la República, en la SHCP y en el Gobierno en su conjunto, así como en los partidos Acción Nacional y el Revolucionario Institucional, en la mayoría de las agrupaciones de la llamada ‘sociedad civil’ y en las organizaciones supuestamente no gubernamentales; además, ejercieron una influencia determinante, sino es que el control parcial o total, en la mayoría de los medios de comunicación”.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha señalado al neoliberalismo como la corriente culpable de que la mitad de la población viva en pobreza, haya inseguridad, corrupción y un crecimiento estancado.

El neoliberalismo es la corriente económica y política capitalista, inspirada en el liberalismo clásico de las décadas de 1970 y 1980. Surge como reacción a la intervención del Estado como garante de una mayor justicia social, es decir, del Estado benefactor, y se basa en el libre mercado.

A pocos días de salir a la venta, Hacia una economía moral se ubica en el primer lugar de los más vendidos en la Tienda Kindle de Amazon. En la portada del libro aparece una fotografía del Ejecutivo federal mientras ofrece uno de sus tradicionales encuentros matutinos con la prensa, con el característico fondo de color rojo.

El libro plantea la propuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador de una economía nacional basada en la prosperidad general de la población y la reestructuración de los organismos, las instituciones y, sobre todo, las prácticas políticas y sociales para servir al bien común y propiciar un verdadero Estado de bienestar.