Desde abril de este año, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que 15 de las más grandes empresas del país adeudaban al SAT 50 mil millones de pesos entre impuestos, recargos y multas que no habían sido pagados por años. El anuncio se realizó luego de que, al iniciar ese mes, ya con la presión económica derivada por la pandemia de la COVID-19, el Presidente tuvo un encontronazo con líderes de los organismos cúpula del empresariados en México que le reclamaban apoyos.

Ciudad de México, 25 de mayo (SinEmbargo).- Walmart de México informó que pagó 8 mil 079 millones de pesos al Servicio de Administración Tributaria (SAT), con el fin de liquidar sus obligaciones fiscales relacionadas con la venta de El Portón y Vips al grupo Alsea.

Mediante un comunicado emitido a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa minorista detalló que con dicha operación saldaba sus obligaciones fiscales, de la venta de VIPS en 2014.

“Walmart de México informa a sus accionistas y al público inversionista en general que ha acordado con el Servicio de Administración Tributaria, y pagó el día de hoy la cantidad de 8 mil 79 millones de pesos para concluir asuntos fiscales sustanciales, que incluyen la revisión sobre la operación de venta de la cadena de restaurantes Vips previamente divulgada y otras cuestiones fiscales sustanciales”, apuntó.

“El pago se registrará en nuestro estado de resultados consolidado de los tres meses que terminarán el 30 de junio de 2020”, añadió.

Desde abril de este año, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que 15 de las más grandes empresas del país adeudaban al SAT 50 mil millones de pesos entre impuestos, recargos y multas que no habían sido pagados por años.

El anuncio se realizó luego de que, al iniciar ese mes, ya con la presión económica derivada por la pandemia de la COVID-19, el Presidente tuvo un encontronazo con líderes de los organismos cúpula del empresariados en México que le reclamaban apoyos.

El Presidente dijo entonces que lo que necesitaba era su apoyo pero para que esos grandes empresarios pagaran lo que debían al fisco.

El 18 de abril, AMLO dijo en su conferencia mañanera que “cuando se dio a conocer que yo enviaba la carta al presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de 15 empresas que tienen recursos y que deben, según el SAT, 50 mil millones de pesos. A partir de ahí algunos se han acercado al SAT, han llegado a revisar cuentas, y hasta ahora se tiene un compromiso que van a pagar, de esos 50, 15 mil millones”.

El Presidente informó entonces que algunas de las empresas enlistadas se negaron a hacer los pagos y prefirieron tomar la vía legal para dirimir sus adeudos. “Les aclaro que de las 15 no todas pueden ser denunciadas por la vía penal, pero sí hay quienes, según el SAT, cometieron fraude fiscal y cae en la esfera del derecho penal y yo también espero que ellos comprendan que no es nada personal, es una regla en el Gobierno: todo aquello que implique una ilegalidad se procede, sea quien sea. El Presidente no debe ser tapadera porque pierde autoridad”, añadió López Obrador.

El llamado del Presidente, además, se hizo después de que desde las primeras semanas de 2020, el SAT emplazara a esas 15 empresas a ponerse al corriente.

La primera en responder fue América Móvil, propiedad de Carlos Slim Helú, el hombre que posee la mayor fortuna en México. El 18 de febrero pasado, la compañía informó que había pagado 8 mil 289.9 millones de pesos por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR) al SAT.

Mediante un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa de Slim Helú detalló que el pago de la multa se realizó de manera voluntaria y acorde con la legislación aplicable a enero de 2020.

“La cantidad agregada de impuesto sobre la renta diferido que se anticipó fue de 8 mil 289.9 millones de pesos, mismos que fueron enterados al SAT conforme a la legislación aplicable en el mes de enero de 2020, sin mediar requerimiento o procedimiento alguno“, expuso.

LA NEGOCIACIÓN DE WALMART

El 18 de febrero pasado, Walmart de México informó que el SAT emitió un oficio de liquidación por el pago de impuestos de 10 mil 559 millones de pesos.

Mediante un comunicado girado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa minorista expuso que la solicitud de pago deriva de una revisión a la venta de Vips a la empresa Alsea.

Sin embargo, también anunció que impugnaría la medida.

“Los abogados externos y la administración de la compañía consideran que se cuneta con todos los elementos para sostener la validez de las operaciones realizadas y prevalecer, ya sea en la vía administrativa o jurídica“, planteó en su comunicado.

El pasado 14 de febrero, el SAT reclamó el pago de 3 mil 881 millones de pesos al grupo Alsea, por la adquisición de las marcas Vips y Starbucks en 2014. El hecho fue informado por la operadora de restaurantes a la BMV.

Alsea planteó que el SAT le solicitaba el pago de 3 mil 881 millones de pesos por “supuestos ingresos en la adquisición de bienes“. La multa incluiría actualizaciones de los recargos y las multas.

La empresa detalló que “se encuentra evaluando las alternativas legales con que cuenta para impugnar dicha resolución, ya sea por la vía administrativa o judicial“.

Sin embargo, destacó que cuenta con los elementos suficientes para salir avante de la exigencia del SAT.