El litio es el tercer elemento de la tabla periódica. Es estado puro es inestable y altamente explosivo. Es considerado como el “nuevo petróleo” por su utilidad en la fabricación de baterías para teléfonos celulares y automóviles eléctricos. México poseería la reserva más grande del mundo, ubicada en Sonora, la cual podría alcanzar los 43 millones 800 mil toneladas.

Ciudad de México, 13 de diciembre (SinEmbargo).- México cuenta con una de las reservas de litio más grandes del mundo, lo que, en caso de comprobarse, podría colocarlo como una potencia mundial en el uso y explotación de este elemento químico, considerado el oro blanco.

De acuerdo con datos del sitio Mining Technology, México tendría el depósito más grande del mundo, con una reserva a probar de alrededor de 243 millones 800 mil toneladas de litio.

Actualmente, tres empresas cuentan con la concesión para la exploración y explotación del recurso, mismo que se ubica en la zona limítrofe de los estados de Chihuahua y Sonara.

Las reservar mexicanas superarían las 21 millones de toneladas encontradas en el campo de Uyuni, en Bolivia.

Pero, ¿qué es litio, para qué se utiliza y qué países llevan el liderato del llamado “nuevo petróleo”?

El yacimiento mexicano se encuentra en Sonora. Foto: Bacanora Lithium.

EL NUEVO PETRÓLEO

El litio es el tercer elemento de la tabla periódica. Es estado puro es inestable y altamente explosivo, si entra en contacto con el oxígeno.

Descubierto en 1817 por August Arfwedson y Jon Jacob Berzeliu, tuvo su irrupción en el mundo científico en 1970, cuando el científico Stanley Whittingham desarrollo la primera batería de litio.

Años después, John B. Goodenough mejoraría el descubrimiento y permitiría que Akira Yoshino desarrollara la primera batería de litio comercial.

Whittingham, Goodenough y Yoshino se hicieron acreedores al Premio Nobel de Química 2019 por el desarrollo de las baterías de litio.

Actualmente, este elemento químico es la base de las baterías de teléfonos móviles; aunque también se ha empleado para el tratamiento de la bipolaridad y la depresión; mejorar el aluminio y grasas utilizadas en los lubricantes; el aire acondicionado o el caucho sintético.

“El litio sirvió para las baterías porque es muy chiquito, lo que le da cierta movilidad”, señaló en un comunicado el científico Plinio Sosa Fernández de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

También se puede encontrar en equipos eléctricos de trabajo, autos eléctricos, dispositivos recargables celdas solares y en la generación de energía eléctrica.

En este sentido, el Secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo, señaló que México podría contar con la capacidad de producir automóviles eléctricos en fábricas públicas.

“El litio se va a convertir en el nuevo petróleo, porque es la base, más que de las computadoras, es el tema de los acumuladores. Se nos vienen ya los autos eléctricos, que nuestro país debería ser capaz de producir autos eléctricos en fábricas públicas”, dijo durante la conferencia matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador del pasado 12 de diciembre.

¿QUIÉNES LIDERAN EL MERCADO DEL LITIO?

De acuerdo con un boletín de la UNAM, las principales reservas de litio se encuentran en un triángulo formado por Bolivia, Argentina y Chile, naciones que actualmente enfrentan problemas sociales.

A la fecha, y de acuerdo con cifras del sitio Minin Technology, existen 10 grandes proyectos para la extracción de este mineral, la mita de estos se encuentran en Australia.

México contaría con el yacimiento más grande del mundo. Foto: Bacanora Lithium.

Por ejemplo, Nevada, Estados Unidos, posee el segundo proyecto más grande del mundo, Operado por Lithium Américas, se estima que en la mina de Thacker Pass se obtengan 179 millones 400 mil toneladas de litio.

El tercer sitio con una futura producción es Port Hedland, en Australia. Ahí, se estima una producción cercana a los 151 millones 940 mil toneladas de litio. Las empresas participantes son Mineral Resources y Albermale Corporation.

En Pilbara, Australia, se encuentra el cuarto proyecto más grande del mundo. Pilbara Minerals espera obtener 108 millones 200 mil toneladas.

Mount Hollad, también en Australia, podría aportar 94 millones 200 mil toneladas de litio. El quinto proyecto más grande del mundo está coordinado por la Sociedad Química y Minera de Chile y Kidman Resources.

Australia posee un depósito más. Ubicado en Greenbushes, la compañía Tianqi Lithium prevé extraer 86 millones 400 mil toneladas.

Mientras Nemaska Lithium ha calculado reservas por 36 millones 600 mil toneladas de litio en Quebec, Canadá.

La empresa Pilgangoora cuenta con una reserva de 34 millones 200 mil toneladas de litio en Pilbara, Australia.

En Bougouni, Mali, estiman reservas por 31 millones 200 mil toneladas de litio. La mina se encuentran en Harare. Zimbabue, y es explotada por la empresa Mali Lithium.

Finalmente, el décimo proyecto más importante del mundo se ubica en Harare, Zimbabue. Las reservas podrían alcanzar los 29 millones 800 mil toneladas de litio, según estimaciones de la empresa Prospect Resources.

¿Y EN MÉXICO?

Actualmente, México no cuenta con ningún yacimiento de litio en explotación. Pero sí con tres sitios en los que este mineral se podría encontrar y explotar: Baja California, San Luis Potosí-Zacatecas, y Sonora-Chihuahua.

El yacimiento hallado en Baja California ya está concesionado y se espera que en los siguientes años comience la extracción del mineral.

La zona de litio entre Zacatecas y San Luis Potosí fue hallada en 2009. Dicho descubrimiento puso a México en el mapa de los principales poseedores de reservas de litio.

La mina se ubica en Bacadéhuachi, Sonora. Foto: Bacanora Lithium.

Sin embargo, el potencial del país se elevaría con el descubrimiento, exploración y extracción del mineral hallado en la zona limítrofe de Chihuahua y Sonora.

Las estimaciones de Mining Technology apuntan a que dicha zona tendría reservas por hasta 243 millones 800 toneladas, lo que la convertiría en el yacimiento más grande del mundo.

Dicha zona se ubica a en el municipio de Bacadéhuachi, Sonora, y es explorada por dos empresas: la canadiense Bacanora y la chian Ganfeng Lithium.

Por la superficie del terreno, la exploración y extracción se realizan a cielo abierto; aunque el Subsecretario de Minería de la Secretaría de Economía, Francisco José Quiroga, ha llamado a la calma.

“No hay que echar las campanas al vuelo, porque todavía hay que sacarlo y dominar la parte metalúrgica, separar el litio de los otros minerales que tiene”, declaró en una entrevista con Carmen Aristegui.

El funcionário detalló que el litio ubicado en Sonora está en forma de roca, lo que dificultaría su extracción y separación de otros minerales; en este sentido ejemplificó que en Bolivia, Chile y Argentina, este elemento químico se encuentran en estado líquido.

Quiroga adelantó que el proyecto es financiado por las bolsas del mundo, en especial por las de Canadá, Australia y Reino Unido.