La actividad declarada como Espectáculo Taurino Tradicional de Interés Turístico Regional en 2002 es un ritual ancestral, en el que un toro es obligado a llevar dos bolas de pajas cubiertas con brea encendidas en los cuernos.

Ciudad de México, 18 noviembre 2019 (SinEmbargo).- Como parte de las actividades por la tradicional festividad del “Toro júbilo” en una provincia de España, habitantes de Medinaceli le prendieron fuego a los cuernos de un toro para lidiarlo. El acto fue captado en video y difundido en redes sociales, lo que generó indignación entre usuarios.

La actividad declarada como Espectáculo Taurino Tradicional de Interés Turístico Regional en 2002 es un ritual ancestral, en el que un toro es obligado a llevar dos bolas de pajas cubiertas con brea encendidas en los cuernos.

El cuerpo del bovino es cubierto de lodo para evitar quemaduras, sin embargo, el nivel de estrés al que es sometido por el miedo que les provoca la acción los hace correr y caer en repetidas ocasiones para intentar apagar el fuego que lleva en la cabeza.

En la grabación que circula en redes sociales se observa a un grupo de varios hombres que someten a un novillo para atarlo a un poste instalado en el centro de una plaza de toros.

Una vez sometido el animal, le es colocada una estructura de madera sobre los cuernos, la cual tiene adaptados dos envoltorios con paja y cubiertos con brea que son encendidos con antorchas.

Finalmente, el toro es liberado de sus ataduras y comienza a correr por la arena con el fuego en los cuernos.

De acuerdo a las creencias, el “Toro Jubilo” simboliza la fuerza y purificación, por lo que la fiesta termina hasta que los cuernos del animal se apagan.

La organización Anima Naturalis asegura que más de dos mil 500 bovinos son maltratados cada año con esta técnica en más de 20 provincias españolas.

MALTRATO ANIMAL EN CELEBRACIONES TRADICIONALES

Hace algunos meses fueron difundidas las imágenes de un toro con los cuernos en llamas durante una celebración en Amposta, Cataluña España, por la Coordinadora de la Abolición de los Correbus, que lucha contra el uso de animales en fiestas populares.

“Espectáculo decrépito donde solo se pudo apreciar violencia, humillación y el terror al fuego de las víctimas que, presas del pánico, buscan desesperadamente la salida”, denunció la organización animalista.

Indignados por las imágenes, muchos usuarios de redes sociales calificaron el festejo de “cruel barbaridad” y de tradición “asquerosa” y “repugnante”. “Los humanos es lo peor que le ha sucedido a los animales”, se lamentó un internauta.