La segunda audiencia de Salvador Cienfuegos se realizó vía Zoom sin su asistencia, esto después de que acordó que Duane Lyons, su abogado, lo representara este martes.

“La gravedad de los cargos que enfrenta hace crecer el riesgo de huida para evitar el proceso en su contra. (…) Su influencia y poder político y una potencial condena de cadena perpetua son incentivos para escapar”, dictaminó hoy Alexander MacKinnon, Juez de la Corte Federal del Distrito Central de California en Los Ángeles.

Ciudad de México, 20 de octubre (SinEmbargo/EFE/AP).– El Juez Alexander F. MacKinnon decidió no otorgarle la libertad bajo fianza al General Salvador Cienfuegos Zepeda, quien fuera Secretario de la Defensa Nacional con Enrique Peña Nieto, por los cargos de narcotráfico que le hace el Departamento de Justicia de Estados Unidos después de que los fiscales argumentaran que podría darse a la fuga.

El Juez anunció que pronto firmará una orden para deportar, si es posible el próximo viernes, a Salvador Cienfuegos Zepeda a Brooklyn, Nueva York, donde se ubica la Corte que inició la investigación de su caso.

El Gobierno de Estados Unidos notificó desde el viernes pasado al general que buscará decomisarle todas sus propiedades que se deriven “de cualquier ingreso obtenido directa o indirectamente como resultado de tales delitos; y cualquier propiedad utilizada, o destinada a usarse, de cualquier manera o en parte, para cometer o facilitar la comisión de tales delitos”.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos afirma en la causa penal que durante el sexenio de Peña Nieto, cuando era titular de la Defensa Nacional, Cienfuegos Zepeda recibía sobornos del Cártel H2, que lidereaba Francisco Patrón “El H2”. Dice que “conspiró para manufacturar, importar y distribuir drogas entre 2015 y 2017”.

“Cienfuegos Zepeda, también conocido como ‘El Padrino’ y ‘Zepeda’, junto a otros, lo hizo consciente e intencionalmente para conspirar, fabricar y distribuir una o más sustancias controladas, con la intención, conocimiento y motivos razonables para creer que dichas sustancias serían importadas ilegalmente a Estados Unidos”, señala la acusación.

El Fiscal Ben Balding dijo en la audiencia de esta tarde que el Gobierno estadounidense quiere que Cienfuegos permanezca bajo custodia. En tanto, Duane Lyons, abogado del General, pidió al Juez que fije una fianza y sugirió que podría ser de 750 mil dólares.

El abogado de la firma Duane Lyons propuso la fianza de 750 mil para dejar en libertad a su cliente, bajo el argumento que quedarse en prisión lo pone en riesgo de contraer COVID-19, ya que el General tiene actualmente 72 años. Además, dijo, el monto que ofrece son los ahorros de su vida, según reportó la periodista Dolia Estévez.

De acuerdo con el reporte del periodista Alan Feuer, especialista de The New York Times en temas de narcotráfico, el abogado Lyons dijo que Salvador Cienfuegos tiene toda la intención de “defender enérgicamente” su caso.

“Mi cliente tiene toda la intención de querer limpiar su nombre. Tiene la intención de luchar contra todos los cargos”, dijo el abogado del exsecretario de la Defensa Nacional en México.

El Fiscal, sin embargo, respondió que los cargos que se imputan al General son graves y que el rango de la pauta de sentencia es “cadena perpetua”.

Además, Balding insistió, Cienfuegos podría usar “sus contactos en México” para evitar la justicia si fuera liberado. “No vale la pena liberar a Cienfuegos por ninguna cantidad de dinero”, afirmó el Fiscal.

En seguida, el Juez planteó que hasta ahora Cienfuegos se ha negado a hablar con los servicios de instrucción, dejándolo sin mucha información biográfica o financiera sobre el extitular de la Sedena.

Al respecto, el abogado Lyons respondió que aún no había hablado con el General al momento y fue su idea que Cienfuegos permaneciera en silencio.

Ante esto argumentos, el Juez NEGÓ la libertad bajo fianza a Cienfuegos.

Los contactos de Cienfuegos en México, explicó el Magistrado, presentan riesgo de fuga y los cargos en su contra “son muy graves”. Tiene incentivo para huir, añadió el Juez, pues “podría terminar pasando la vida en prisión si es declarado culpable”.

Salvador Cienfuegos Zepeda, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), no estuvo presente durante su segunda audiencia en la Corte Federal de Los Ángeles, donde se le informaría si tiene derecho o no a una fianza para poder continuar su proceso en libertad.

La audiencia se realizó vía Zoom, esto después de que Duane Lyon, su abogado, solicitara desde el viernes pasado ser quien lo representara este martes.

La audiencia pública estaba programada para las 15:00 horas, tiempo del centro de México. En la primera, celebrada el pasado 16 de octubre, se dio a conocer que Cienfuegos Zepeda habría ayudado a un cártel de las drogas a traficar a Estados Unidos miles de kilos de cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana a cambio de sobornos, según documentos judiciales divulgados un día después de su arresto en Los Ángeles.

Los cargos presentados por la Corte del Distrito Este de Nueva York incluyen asociación delictuosa para distribuir e importar drogas y lavado de dinero. Los fiscales señalan que Cienfuegos, de 72 años, ayudó al cártel del H-2 mientras fue el responsable de las Fuerzas Armadas de 2012 a 2018 durante el Gobierno del entonces Presidente Enrique Peña Nieto.

Hasta ahora, ningún exsecretario de la Defensa mexicano había sido detenido ni acusado de algún delito.

En este boceto de la corte, el exsecretario de la Defensa de México, General Salvador Cienfuegos Zepeda, aparece en la corte federal el viernes 16 de octubre de 2020 en Los Ángeles.

En este boceto de la corte, el exsecretario de la Defensa de México, general Salvador Cienfuegos Zepeda, aparece en la corte federal el viernes 16 de octubre de 2020 en Los Ángeles. (Bill Robles via AP).

Los fiscales indicaron que tienen mensajes interceptados de Blackberry Messenger que incriminan a Cienfuegos, también conocido como “El Padrino”, según la Fiscalía. Entre las comunicaciones hay mensajes en los que se identifica al General por nombre, título y fotografía.

Cienfuegos apareció el viernes en la audiencia inicial a través de video desde el centro de detención donde se encuentra en Los Ángeles. Llevaba una chamarra oscura y un cubrebocas. Tuvo un intérprete, pero cuando el Juez de distrito Alexander MacKinnon le hizo preguntas de procedimiento, el General contestó en inglés “yes” y “yes, your honor”.

Aunque los fiscales estadounidenses aseguraron que el General ayudó al cártel del H-2, en México las autoridades han descrito a H-2 como un lugarteniente del cártel de los Beltrán Leyva llamado Juan Francisco Patrón Sánchez, quien murió en un enfrentamiento con la Marina mexicana en 2017.

Los fiscales neoyorquinos expresaron en una carta a la Jueza Carol Amon, de la corte federal de Brooklyn, que esperan que el General sea llevado a Nueva York en las próximas semanas y acusaron a Cienfuegos de asistir al cártel a cambio de sobornos. El General enfrenta un mínimo de 10 años de cárcel.

En su carta, los fiscales describieron al cártel como una organización liderada por Patrón Sánchez, también conocido como H-2, que operaba desde Nayarit y Sinaloa. El cártel, aseguraron los fiscales, tenía cédulas de distribución de drogas en Los Ángeles, Las Vegas, Ohio, Minnesota, Carolina del Norte y Nueva York, a través de las cuales se distribuyeron miles de kilos de drogas. En México, el cártel cometió asesinatos y usó la tortura contra organizaciones rivales, agregaron los fiscales.

Cienfuegos, continuó la carta, ayudó al cártel al asegurar que no se realizaran operaciones militares en su contra y también inició operaciones militares contra grupos rivales. El General localizó transporte marítimo para envíos de cocaína y ayudó a ampliar el territorio controlado por H-2, además de presentar a los narcotraficantes a otros funcionarios corruptos del Gobierno. Cienfuegos también avisaba al cártel de operaciones antidrogas de las autoridades estadounidenses.

Los fiscales pidieron a la Jueza que el General no quede en libertad mientras enfrenta el proceso judicial por la posibilidad de que se fugue. También aseguraron que no es recomendable que sea colocado en arresto domiciliario, ya que consideran que también podría escapar.

Cienfuegos Zepeda fungió como Secretario de la Defensa Nacional durante el sexenio de Peña Nieto. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

Cienfuegos Zepeda fungió como Secretario de la Defensa Nacional durante el sexenio de Peña Nieto. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

La acusación formal contra el General acusa a Cienfuegos de asistir en operaciones de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

Los fiscales aseguraron que el General se comunicaba al cártel sobre informantes del Gobierno estadounidense, lo que resultó en el asesinato de un miembro del grupo criminal que líderes de éste pensaban, de forma errónea, que ayudaba a las autoridades estadounidenses.

Además de comunicaciones interceptadas, los fiscales señalaron que sus acusaciones están corroboradas por numerosos cientos de kilos de cocaína y otras drogas incautadas y por testigos que confirmaron la asistencia de Cienfuegos al cártel.

El General fue acusado formalmente por un jurado investigador en Nueva York el 14 de agosto de 2019. Fue arrestado el jueves pasado en el aeropuerto internacional de Los Ángeles. Un funcionario mexicano que habló en condición de anonimato con The Associated Press porque no está autorizado a dar detalles sobre el caso, dijo que el General fue arrestado junto a familiares que fueron dejados en libertad después. Cienfuegos fue trasladado al Metropolitan Detention Center.

El General es el exfuncionario arrestado de más alto rango del Gobierno de México desde la detención de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública del país y quien fue arrestado en Texas en 2019. García Luna se ha declarado inocente de los cargos de narcotráfico que pesan sobre él.

-Con información de AP y EFE.