Buscando justicia nos presenta la historia real de Bryan Stevenson, interpretado por Jordan, un joven abogado que tras graduarse viaja a Alabama para establecer, junto a Eva Ansley (Larson), una asociación que brinda apoyo legal a los hombres condenados a muerte que no recibieron un juicio justo o una asesoría adecuada.

Ciudad de México, 21 de febrero (SinEmbargo).- Este fin de semana llega a las salas de cine Buscando justicia, una película protagonizada por Michael B. Jordan y Jamie Foxx que llevará a los espectadores a reflexionar acerca de la discriminación racial y un sistema de justicia corrupto, aspectos que parecen seguir vigentes.

Buscando justicia nos presenta la historia real de Bryan Stevenson, interpretado por Jordan, un joven abogado que tras graduarse viaja a Alabama para establecer, junto a Eva Ansley (Brie Larson), una asociación que brinda apoyo legal a los hombres condenados a muerte que no recibieron un juicio justo o una asesoría adecuada. Uno de esos casos es el de Walter McMillian, interpretado por Foxx, que tras ser declarado culpable del asesinato de una joven de 18 años fue sentenciado a muerte, sin embargo, existen numerosas pruebas que demuestran su inocencia y el único testimonio que lo señala como responsable de dicho asesinato es el de un criminal que tiene sus propios motivos para mentir.

“Cuando se suprime toda prueba de su inocencia y se amenaza a quienes intentan decir la verdad, eso no es justicia”, dice el personaje de B. Jordan. Así, Stevenson se enfrentará a un sistema corrupto que le pone obstáculos en cada uno de sus pasos para lograr hacer justicia, además del claro racismo que impera en el pueblo.

Esta película nos pone frente a un tema que desafortunadamente parece continuar vigente, especialmente en Estados Unidos (el lugar en el que se desarrolla esta historia verídica): un hombre inocente es condenado a muerte cuando existen pruebas y testigos de su inocencia, sin embargo, el color de su piel es el principal factor para señalarlo como responsable, esto en un estado como Alabama, uno de los lugares en los que a pesar de los años el fantasma de la esclavitud y el racismo sigue rondando sus calles.

Las actuaciones de Michael B. Jordan y Jamie Foxx conmueven y sostienen la película que, aunque no nos presenta un tema nuevo sí hace que el espectador se involucre en la lucha que el abogado Stevenson inició, logrando hacer sentir los nervios y la indignación en cada situación desafortunada, además pone los reflectores en una labor, como la del abogado Bryan Stevenson, que merece ser reconocida.

Buscando Justicia, cinta basada en la autobiografía del propio Bryan Stevenson, muestra una inspiradora historia que sin ser explosiva sí está cargada de momentos que conmueven e invita a reflexionar y a debatir. Esta es una película a la que vale la pena darle una oportunidad.