#MetaDatos | Durante los últimos 10 meses, el reclamo a través de la etiqueta #AMLORenuncia dirigido al Presidente Andrés Manuel López Obrador se ha centrado en la crítica a su estrategia de seguridad, y ha mostrado el malestar por la crisis de violencia que vive el país. Sin embargo, ese hashtag ha sido cuestionado por especialistas en las redes que exhiben la operación encubierta de bots, ya sea de manera burda o sofisticada y oculta en la plataforma. Los resultados de diversos análisis apuntan a que hay irregularidades en el comportamiento de este hashtag.

Ciudad de México, 23 de  febrero (SinEmbargo).– El hashtag #AMLORenuncia irrumpió en la Red como un reclamo de la oposición al Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador durante abril de 2019, a raíz de la masacre que tuvo lugar en Minatitlán, Veracruz, en la que miembros del crimen organizado ejecutaron a 14 personas, entre ellas un bebé.

Desde entonces, la etiqueta resurge en el marco de otras tragedias. Las más recientes son los feminicidios de la joven Ingrid Escamilla y de la niña Fátima.

Sobre el tema, diversos analistas han monitoreado los episodios en que esta etiqueta se ha vuelto tendencia en Twitter y han encontrado situaciones que apuntan a que hay una estrategia de impulso artificial detrás de ella, en tanto que su persistencia en la red social de microblogging intensifica la polarización, de acuerdo con un concentrado de resultados realizado por esta Unidad de #MetaDatos.

La etiqueta procede de una demanda directa al titular del Jefe del Ejecutivo federal, bajo la premisa de que su estrategia de seguridad ha sido insuficiente para combatir la crisis de seguridad heredada de sexenios pasados y de otras estrategia fallidas originadas por la llamada guerra contra el narcotráfico, impulsada por el ex Presidente Felipe Calderón y prolongada en el sexenio anterior por el ex Presidente Enrique Peña Nieto.

La conformación del clúster de la tendencia #AMLORenuncia tiene como característica su vinculación a grupos conservadores que desde las redes sociales, y en particular Twitter, impulsan una campaña permanente de desaprobación a López Obrador y condenan su combate al crimen organizado a través de una estrategia que prioriza la pacificación y la no violencia.

Aunque el reclamo es legitimo, quienes movilizan el hashtag #AMLORenuncia son señalados de amplificar el trending topic a través de cuentas artificiales o spamers, que tienen como objetivo dar la impresión de que el número de participantes en esta protesta digital es mayor a la que en realidad se genera.

En días pasados el hashtag volvió a ser tendencia luego de que un grupo de opositores al Gobierno de la llamada Cuarta Transformación manifestaron su inconformidad por el incremento de la cifra de feminicidios y la manera en que las autoridades manejaron los casos de Ingrid Escamilla, asesinada el pasado 9 de febrero en la Ciudad de México y días después el de la niña Fátima, un crimen que también se registró.

En este contexto, el analista Carlos Jiménez publicó en su cuenta de Twitter un análisis en el que concluyó que la tendencia #AMLORenuncia tuvo una importante actividad de amplificación en la que se observó que del total de usuarios que participaron en este debate el 42 por ciento presenta alta probabilidad de compartamiento artificial; es decir, el que se emite a través de bots.

Durante el mes de abril del año pasado, en el marco de la tragedia de Minatitlán, Veracruz, Carlos Páez, director de la agencia Mesura, difundió a través de Aristegui Noticias los resultados de un análisis sobre la etiqueta #AMLORenuncia, en el que también identificó numerosas estrategias artificiales que impulsaron esta tendencia, a través de estrategias “burdas y reconocibles” por haber sido empleadas en casos anteriores.

El laboratorio Signa_Lab, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) analizó la misma red en el estudio “México 2019: la disputa por la interpretación”. En este caso, los analistas encontraron dispersión en la organización de la tendencia. Los resultados de este análisis no arrojaron un resultado respecto a que fueron empleados bots, pero tampoco se negó que se hubiesen utilizado. Lo que sí se puso sobre la mesa fue la hipótesis de que este comportamiento poco identificable como automatizado se debió al empleo de estrategias más sofisticadas.

“No es posible saber si esto se deba a un comportamiento orgánico que puede indicar una actividad individual menos intensa pero más constante o, si se trata de estrategias de automatización y operación políticas más discretas, más sofisticadas que las utilizadas en la zona pro AMLO”, concluye el estudio.

“Visualización de la conversación en Twitter alrededor de los hashtags #AMLOElPuebloTeApoya, #ElPuebloEstaConAMLO, #AMLOElPuebloEstaContigo, #RenunciaAMLO, #AMLORenuncia con relaciones de usuarios a hashtags. Tamaño de nodos por grado de salida”. Foto: Signa_Lab

EVOLUCIÓN DEL HASHTAG

La etiqueta se ha mantenido activa en Twitter durante los últimos 10 meses, en los que se ha posicionado como tendencia en los meses de abril y octubre del 2019 y febrero de este año.

Una de las características que presenta este hashtag es la dispersión como herramienta para evitar que su posicionamiento pierda intensidad en la plataforma. Un rasgo que procede de movilizaciones que repercutieron de manera importante en la agenda política del país, como es el caso de la etiqueta #YaMeCansé y otras más.

En el caso de #AMLORenuncia, la dispersión se ha presentado mediante las etiquetas #AMLORenunciaYa, #AMLORenucia, #AMLORenumcia variaciones que fueron empleadas cuando el hashtag original perdía fuerza en la Red, como una manera de prolongar su posicionamiento.

Este febrero, la etiqueta se ha vinculado con la agenda que condena los feminicidios, lo que le ha dado un giro a las consignas, que esta vez involucran temas como el paro feminista del próximo 8 de marzo.

De acuerdo con un análisis realizado por #Metadatos, entre el 20 y 21 de febrero, la etiqueta #AMLORenuncia ha sido empleada por usuarios que también utilizaron las frases #AMLOFeminicida, #NiUnaMasNiUnaMenos, #NiUnaMenos, #ParoNacional y otras similares.

La polarización es otro aspecto de esta tendencia ya que no se reactiva en la plataforma sola. En el momento en que irrumpe en Twitter genera una respuesta inmediata entre los simpatizantes del Presidente, que impulsan etiquetas de contranarrativa. El resultado es una confrontación directa entre dos grupos políticamente opuestos.

El pasado 18 de febrero, la frase para exigir la renuncia del Presidente tuvo en respuesta el impulso de la etiqueta #AMLOHumanista con la que se buscó reivindicar al Presidente ante las críticas que emitieron sus opositores desde la Red. Un análisis de ambas etiquetas mostró que la polarización –que ya se había manifestado en ocasiones anteriores– se mantuvo en este episodio.

En este caso, se identificó que la polarización fue generada por cuentas poco usuales, ya que entre las que impulsaron las tendencias, los actores políticos perdieron protagonismo, en tanto que un mayor número de cuentas con poco impacto entre sus comunidades adquirieron mayor centralidad.

Es el caso de cuentas como @Lizgottik, entre la red anti-AMLO, y @Johnerenbrave, entre el grupo opuesto. Este cambio en la composición de la actividad podría sugerir el empleo de una estrategia más sofisticada enfocada a ocultar los automatismos, de la misma manera en cómo los han destacado ya los especialistas en las redes digitales.