“El coronavirus no es la peste, pero tenemos que tener cuidado, cumplir con las recomendaciones de médicos, especialistas y científicos de guardar la sana distancia”, dijo el mandatario en un video publicado en sus redes.

Ciudad de México, 29 de marzo (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado al pueblo mexicano para quedarse en casa en esta contingencia por el COVID-19. Insistió en que continuará con su labor y acusó a los conservadores de querer aislarlo para apoderarse de la conducción política del país.

Desde Culiacán, Sinaloa, el Presidente llamó a los mexicanos a guardar la sana distancia y cumplir con las recomendaciones de las autoridades de salud.

“El coronavirus no es la peste, pero tenemos que tener cuidado, cumplir con las recomendaciones de médicos, especialistas y científicos de guardar la sana distancia”, dijo en un video publicado en sus redes.

México tiene un total de 848 casos confirmados de COVID-19 y 16 muertos, según el último reporte de la Secretaría de Salud federal.

Ayer, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, hizo un llamado enérgico a que todos los mexicanos permanezcan en sus casas.

México tiene su “última oportunidad” para controlar el virus y evitar una situación catastrófica como la que afrontan países europeos y Estados Unidos porque se ha alcanzado un punto en que la transición deja de ser lenta para ser “extremadamente rápida”, indicó el funcionario.

López Obrador pido también cuidar a los adultos mayores: “Algo que considero básico es cuidar a los adultos mayores, esa es la aportación de México al mundo frente ante esta crisis, porque aunque no les guste a algunos nuestra cultura siempre nos ha salvado frente a epidemias, terremotos, malos gobiernos. Somos herederos del conocimientos, de las tradiciones. Es muy importante lo de la familia”.

Si nos quedamos en casa y nos proponemos cuidar a los adultos mayores, dijo el Ejecutivo federal, “vamos a salir adelante”.

El Presidente mencionó que sólo salieran a la calle los que tuvieran algún trabajo importante, como los médicos, enfermeras, personal de seguridad y él mismo.

“Que salgamos a la calle y trabajemos los que tengamos una función importante y básica. Ya lo dije hace unos días, no se puede cerrar una tortillería, los médicos no pueden dejar de trabajar, no los de la seguridad”, indicó.

En el caso del Presidente es lo mismo, agregó “¿saben que quieren los conservadores?, que yo me aísle, ellos quieren que haya un vacío para que se apoderen de la conducción política del país de manera irresponsable”.

A los dos gobernadores mexicanos que fueron positivo al coronavirus, Omar Fayad, de Hidalgo, y Augusto López, de Tabasco, les mandó un abrazo y aseguró que estaba al pendiente de su salud.

“Hay dos gobernadores que se hicieron la prueba del COVID-19, Omar Fayad y Adán Augusto López Hernández, uno de Hidalgo y otro de Tabasco. A los dos les mando un abrazo, estoy pendiente de ellos, están siendo atendidos, están bien”, indicó.

López Obrador también envió un abrazo a todos los enfermos del COVID-19 en México. “Estamos haciendo todo de manera profesional para que no se pierdan vidas”, insistió.

SÍ SE TOMÓ LA TEMPERATURA

Sobre la información que se negó a tomar la temperatura en el aeropuerto de Tijuana, López Obrador aseguró que sí lo hizo.

“Les voy a comentar lo que me pasó ayer (sábado), estaba en Tijuana, ya de regreso para venirme acá a Culiacán y en la entrada hay un equipo médico y me toman la temperatura. Entro al aeropuerto y ya cuando voy a entrar al avión sale otro hombre, pero ya con un periodista del Reforma, y le digo que no (me la tomara) porque ya me había tomado la temperatura. El reportero me dijo que por qué no hacía caso a la recomendación y yo dije que él era un provocador, ya no le contesté”, dijo el Presidente.

El mandatario federal señaló que ese incidente causó críticas en redes y fue publicado en varios medios.

“Veo las redes sociales, SinEmbargo, Reporte Índigo y desde luego El Universal dijo que me negué a que me tomara la temperatura. Están molestos porque no aceptan la transformación, pero yo soy perseverante. Son millones los mexicanos que quieren un verdadero cambio”, destacó el Ejecutivo federal.

Ayer, SinEmbargo publicó una nota en donde en un principio se retomó la publicación de medios nacionales que aseguraban que el Presidente se había negado a realizarse la prueba del COVID-19, pero la información fue actualizada con la declaración del Ejecutivo federal.