Las computadoras que ya no sean requeridas y tengan el status de baja y retiro serán ofrecidas a los mismos empleados con un precio preferencial.

Ciudad de México, 5 de julio (SinEmbargo).- Como parte de las políticas de austeridad impulsadas por el Gobierno federal, a partir del primero de julio la Secretaría de Economía (SE) dio comienzo a la reducción del 75 por ciento de los equipos de cómputo asignados a su personal.

De acuerdo con medios nacionales, las computadoras que ya no sean requeridas y tengan el status de baja y retiro serán ofrecidas a los mismos empleados con un precio preferencial.

Dicha política, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 23 de abril de 2020, deberá ser seguida por las entidades de la administración pública federal.

“La operación de compra-venta será efectuada directamente y a título personal entre el proveedor y el usuario. El equipo de cómputo se venderá en las condiciones en que se encuentra y no contará con garantía posterior”, dice la iniciativa.

Los equipos que serán colocados entre los trabajadores son de dos tipos: computadoras de escritorio marca Lenovo, con un precio de 2 mil 812 pesos con 50 centavos, y laptops del mismo fabricante, con un valor de 4 mil 500 pesos.

“Estaban mal acostumbrados” aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador hace unos días sobre la declaración de Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente de Morena, que insistieron en que las medidas que implementó el Gobierno federal en materia de austeridad fueron positivas para el Estado mexicano y sirvieron para generar mayor disciplina en las finanzas nacionales, pero aseguró que el recorte llegó a su límite.

Recordó que hay quienes dicen que el Gobierno no aguanta más austeridad, refiriéndose a las declaraciones de Ramírez Cuéllar presidente del partido político fundado por el tabasqueño, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien aseguró que el país debe recurrir a la línea de financiamiento que posee porque el recorte al erario ya no “aguanta más”.