La líder Nacional de Morena envió este viernes un mensaje sobre lo ocurrido ayer enCuliacán, dijo que “los lamentables hechos el día de ayer en Culiacán, Sinaloa, han soltado a una jauría de críticos contra el Presidente López Obrador. Una extrema derecha que no se atrevió a hablar en el momento en que su Presidente inició la guerra contra el narcotráfico, una guerra que sólo dejó las muertes de miles de inocentes, a los cuales no les pusieron nunca atención”, dijo en un video compartido en sus redes sociales.

Ciudad de México, 18 de octubre (SinEmbargo).– Yeidckol Polevnsky Gurwitz, presidenta del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dijo que los críticos de Andrés Manuel López Obrador “no tienen derecho a opinar”.

“Los lamentables hechos el día de ayer en Culiacán, Sinaloa, han soltado a una jauría de críticos contra el Presidente López Obrador. Una extrema derecha que no se atrevió a hablar en el momento en que su Presidente inició la guerra contra el narcotráfico, una guerra que sólo dejó las muertes de miles de inocentes, a los cuales no les pusieron nunca atención”, dijo en un video compartido en sus redes sociales.

“Para ellos sólo eran daños colaterales. Para nuestro Presidente, un humanista, son seres humanos que tiene derecho a vivir y que no pueden caer en un masacre. Reconocemos el valor y el humanismo de López Obrador. Él sí sabe dar la cara. Si él no hubiera salido, la masacre habría sido tremenda. Eso no le habría importando a la derecha”, añadió.

“No tienen derecho a opinar, no pueden criticar el que un hombre haga las cosas bien cuando ustedes hicieron las cosas bien cuando ustedes lo hacen todo mal. Nosotros no se los vamos a permitir”, agregó.

La presidenta de Morena respondió así a las personas que han criticado al Gobierno que encabeza López Obrador, después de ayer en Culiacán, donde Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, fue detenido y luego liberado después de que el grupo criminal a su cargo movilizó su ejército particular y puso una ciudad entera.

EL CAOS EN CULIACÁN

La detención de Ovidio Guzmán la tarde del jueves hizo que las células del cartel de Sinaloa desataran una ola de violencia en Culiacán de tal virulencia que provocó los rumores de que las autoridades lo habrían liberado para evitar represalias contra la población.

 

La ambigüedad empleada por el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de México, Alfonso Durazo, al anunciar la captura, llevó a diversos medios a dar por hecho que el hijo del Chapo fue liberado.

Durazo confirmó que una patrulla de 30 miembros de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tuvo en sus manos a Ovidio en una vivienda de un fraccionamiento de Culiacán, en el estado mexicano de Sinaloa.

Entonces, dijo Durazo, “varios grupos de la delincuencia rodearon la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla” mientras que otros grupos causaban acciones violentas contra los ciudadanos, lo que generó “una situación de pánico” en Culiacán.

El titular de la Seguridad Nacional sentenció que “con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad y tranquilidad de la sociedad culiacanense, los funcionarios del Gabinete de Seguridad acordamos suspender dichas acciones”.