Ciudad de México, 14 de octubre (SinEmbargo/The Huffington Post).– Doctores en Illinois y Arizona han expresado su preocupación acerca de una poderosa y letal droga, similar a la heroína, que devora la carne humana y que parece ser un fenómeno en crecimiento en Estados Unidos.

La droga empezó a “cocinarse” en Rusia por primera vez. Ahora hay indicios de que se extiende por varios países del mundo, incluyendo Inglaterra y Estados Unidos. Reportes hablan de versiones similares de la droga en América Latina, sobre todo en Argentina y Brasil.

Jack Riley, agente especial de la DEA en la división de Chicago, explicó a The Huffington Post que sí existe preocupación entre las autoridades estadounidenses por el consumo y propagación de esta droga, conocida como krokodil (cocodrilo).

La droga necesita ser filtrada y cocinada antes de ser inyectada. Pero sus componentes se activan con el calor y no se eliminan las impurezas; se filtran en el torrente sanguíneo provocando un daño degenerativo en los músculos, en la píel y en los vasos sanguíneos hasta el grado de producir úlceras que no cierran.

Por lo tanto, una persona afectada por la droga tiene exposición de huesos y músculos. La mayoría de las veces seca partes de extremidades como dedos; otras veces genera ampollas y gangrena.

“La DEA está muy preocupada acerca de recientes noticias que indican que varios pacientes han sido tratados en el St Joseph Medical Center con síntomas muy parecidos al uso de la droga identificada como krokodil. Nuestros agentes y oficiales están en las calles sondeando las zonas y tratando de localizar pistas. Queremos ser proactivos y salir adelante con esta investigación hasta que podamos traer ante la justicia a las personas que están distribuyendo esta droga. Sabemos que krokodil es una droga extremadamente peligrosa y estamos haciendo todo lo posible por detenerla”.

Se cree que la droga krokodil se originó en Rusia hace unos 10 años y que ha logrado ser introducida en el mercado estadounidense, en la que está adquiriendo popularidad pues se obtiene por un precio más barato en comparación con la heroína, su similar.

El krokodil es una especie de cóctel, elaborado de forma casera, y donde se mezcla la codeína, con hidrocarburos como disolventes de pintura, gasolina o alcohol.

En el mercado negro, el krokodil tiene un precio entre 6 a 8 dólares (poco menos de 100 pesos mexicanos) por dosis y tiene un efecto de alrededor de hora y media. Las personas pueden morir de consumir esta potente combinación, de acuerdo con Noticiero Univisión.

Los adolescentes hispanos en Estados Unidos consumen drogas a niveles mucho más altos que los adolescentes negros y blancos, según la última encuesta de la organización nacional The Partnership.

Krokodil es la ya conocida desomorfina, cuya síntesis se realiza a partir de la codeína obtenida en jarabes para la tos, yodo y fósforo rojo.

El proceso es muy similar al que se utiliza para sintetizar o producir la metanfetamina –que requiere pseudoefedrina–. Pero la desomorfina es impura y contiene subproductos orgánicos tóxicos y corrosivos.

El nombre de “cocodrilo” que se da a la droga es porque en un principio, antes de consumir carne viva, produce piel escamosa.Después causa flebitis y gangrena que requieren amputación.

Un consumidor de krokodil llega a vivir un año.

Para alertar sobre su efecto, se reproducen las fotografías. Se recomienda mucha discreción.

kroko-ejemplo-3

Foto: Televisión Rusa

Foto: CBS.

Foto: CBS.

kroko-ejemplo-1

Foto: Televisión Rusa