Por número, el Presidente Andrés Manuel López Obrador rendirá cuentas positivas el día de hoy en que realizará su Primer Informe de Gobierno. De los 100 compromisos que presentó el pasado 1 de diciembre, cuando tomó protesta de su cargo en Palacio Nacional, la mayoría están cumplidos o se encuentran en proceso.

 Ciudad de México, 1 de septiembre (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador llega a su Primer Informe de Gobierno con 32 compromisos cumplidos de un total de 100 que anunció en el Zócalo el 1 de diciembre de 2018; 30 compromisos están en proceso, 10 aún como no cumplidos y aún son 28 de los que no se tienen elementos para evaluar su avance o no.

De acuerdo con la revisión hecha por SinEmbargo, que este diario digital inició al cumplirse los 100 días del actual Gobierno federal –el 11 de marzo de 2019–, de entonces a la fecha avanzó en el cumplimiento de 10 y echó a andar 15.

Pero aunque el mayor número de compromisos están en el área de cumplidos, los que están “reprobados” son de temas prioritarios para el país.

Parte del reto de los compromisos hasta ahora calificados como cumplidos es mantenerlos en este estatus. Por ejemplo, hasta el momento se ha respetado el compromiso 49 que prohíbe los gastos innecesarios en el extranjero y el 94, que habla sobre la no intervención, la solución pacífica y la igualdad jurídica en cuanto al manejo de la política exterior.

Entre los compromisos cumplidos está la cancelación de la Reforma Educativa, se bajaron los sueldos de altos funcionarios, se entregan ya los apoyos a un millón de discapacitados pobres, desaparecieron Diconsa y Liconsa, se están otorgando los créditos a la palabra, no ha aumentado el precio de las gasolinas y no se han aumentado los impuestos a pesar de que existen diversas presiones.

De acuerdo con la revisión hecha por SinEmbargo, que inició al cumplirse los 100 días de Gobierno –el 11 de marzo de 2019–, se avanzó en el cumplimiento de 10 y se echaron a andar 15 más. Foto: Cuartoscuro.

COMPROMISOS PALOMEADOS

Los otros compromisos palomeados son que hasta el momento se ha respetado la autonomía del Banco de México, la eliminación de los secretarios particulares y tres compromisos referentes al comportamiento de funcionarios públicos; tampoco se ha contratado a despachos externos para elaborar proyectos de ley o planes de desarrollo.

Ya quedó en la Ley que el Presidente puede ser juzgado por cualquier delito y también que la corrupción ya es considerado un delito grave.

Los Pinos ya está abierto al público, se disolvió el Estado Mayor Presidencial, los ex presidentes ya no reciben pensión, se creó ya la Guardia Nacional y se ha remarcado la autonomía de la Fiscalía General de la República (FGR).

Varios de lo que se marcaron como cumplidos, tienen como nota un “hasta el momento”, ya que también depende de la revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) o de la publicación de la Cuenta Pública del año, para saber si se cumplió con los presupuestos o con el buen manejo del dinero o si éste sirvió para atender las problemáticas para lo que se invirtió.

En los compromisos no cumplidos, están la cancelación de las estancias infantiles, la puesta en marcha de las 100 universidades públicas en 2019 (solo le quedan dos meses para cumplir con esta promesa), no se han cancelado los fideicomisos en el Gobierno federal, aunque por el momento no se ha creado ni uno solo.

También en lo que se ha fallado es en las compras, ya que éstas no se han hecho bajo esquemas de licitación abierta, sino que ha sido por invitación o convenios acordados en el extranjero. No se ha contado con la presencia de la ONU y las licitaciones no han sido públicas.

Los Pinos ya está abierto al público, se disolvió el Estado Mayor Presidencial y los ex presidentes de México ya no reciben pensión. Foto: Cuartoscuro.

El Presidente ha explicado que esto se debe a que de esta forma se cuida que empresas con negro historial se inmiscuyan, sin embargo, el compromiso 51 y 52 quedarían cancelados.

Otro que se marcó como no cumplido es el de no permitir la introducción y el uso de semillas transgénicas. La Corte echó abajo el decreto del Gobierno de Yucatán que prohíbe la siembra de transgénicos. El Gobierno federal no declaró al respecto.

Tampoco ha pasado la reforma de las consultas ciudadanas y el Presidente las ha hecho con una metodología que ha levantado críticas. Además ha omitido las consultas a pueblos indígenas y originarios, que tienen estatutos propios.

Otro que incumplió es el de convocar a maestros, a antropólogos, psicólogos, sociólogos, filósofos y profesionales de otras disciplinas para la celebración de un congreso en el cual se elabore una Constitución Moral, “que ayude a fortalecer los valores nacionales, culturales y espirituales”.

De los marcadas como “en proceso”, están las becas a todos los estudiantes de nivel medio superior y superior, la promoción de la investigación científica porque aunque el Conacyt presentó ya su plan estratégico en el que sostiene que no habría reducción del presupuesto de becas para investigadores, se mantienen las denuncias de algunos sobre este hecho.

El avance en la reconstrucción por los sismos se dará a conocer el próximo 17 de septiembre al cumplir dos años de los sucesos; la Sedatu echó a andar el programa de mejoramiento urbano en colonias marginadas de la frontera norte: Tijuana, Mexicali, San Luis Río Colorado, Nogales, Ciudad Juárez, Acuña, Piedras Negras, Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, pero no se ha actualizado la información al respecto.

Entró en esta clasificación el Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro luego de que organizaciones civiles han alertaron de las fallas que pueda tener o generar. Por ejemplo, que se trate de un subsidio a empresas, que los jóvenes prefieran este apoyo en lugar de continuar con su formación y además, que no apoya en la reducción de la brecha de género. Además, con el avance de la implementación se han denunciado fallas tanto por parte de las empresas y de los estudiantes.

El pasado 27 de agosto, María Amparo Casar, Eduardo Bojórquez y Carlos Elizondo, de Mexicanos contra la Corrupción, detectaron fallas en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro. Foto: Victoria Valtierra, Cuartoscuro.

Y continúan las quejas sobre las reglas de operación y sobre la falta de un mecanismo que evalúe si el programa tiene éxito o no.

En días pasados se habló ya de la transferencia del impuesto que se cobra a las empresas por la extracción del mineral a las comunidades mineras. El tema ya está en manos de la Secretaría de Economía, por lo que ya se quitaron a intermediarios, pero falta la implementación de Comités.

Se ha anunciado que inició la rehabilitación de las seis refinerías y la construcción de una más, la de Dos Bocas y también está en avance la solución del problema de la saturación del actual Aeropuerto de la Ciudad de México.

Aunque anunció que ya se destinarán recursos para invertir en los aeropuertos de la zona metropolitana, los amparos contra la construcción del aeropuerto en Santa Lucía continúan siendo un obstáculo.

Finalmente, los compromisos que aún no se pueden evaluar son, entre otros, el de la protección al patrimonio cultural, la cobertura universal de salud, la construcción de caminos de concreto en municipios del sureste mexicano, el fomento a la actividad pesquera, la protección del patrimonio cultural,  la construcción de caminos de concretos en municipios olvidados, la prohibición de comprar equipo de cómputo, la reducción del gasto de publicidad al 50 por ciento, que quedaron eliminadas las partidas para vestuario y la prohibición el fracking o cualquier otro método de extracción de materias primas que afecten la naturaleza.