Rosario Robles Berlanga, detenida en el penal de Santa Martha Acatitla, envió esta mañana un mensaje al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a la opinión pública en México. En una misiva de puño y letra, leída por su hija Mariana Moguel Robles a la entrada del centro penitenciario, Rosario le exige un juicio justo al Jefe del Ejecutivo federal y le dice que enfrenta a una ofensiva por parte de funcionarios del actual Gobierno federal. “¿Por qué esta saña?”, le pregunta la ex funcionaria al mandatario.

Ciudad de México, 19 de septiembre (SinEmbargo).– Mariana Moguel Robles, hija de Rosario Robles Berlanga –quien reclusa en Santa Martha Acatitla–, dio a conocer esta mañana una carta escrita por su madre. Se trata de la primera comunicación de la ex funcionaria a la opinión pública.

En el documento, del que se entregó copia a los medios de comunicación, Rosario pidió le sea respetado su debido proceso y acusó “una serie de anomalías” en el juicio y en la decisión de las medidas preventivas que la tienen en el Reclusorio desde hace un mes.

Se comparó con Manuel Bartlett, con Florence Cassez y con las personas liberadas del caso Ayotzinapa. “¿Ellos sí merecen justicia?”, dijo.

A lo largo de cinco cuartillas, Rosario Robles se refirió a la versión difundida por la Secretaría de la Función Pública (SFP) de inhabilitarla por 10 años y a las cuentas bancarias que supuestamente ella no declaró.

La hija de la ex Secretaria de Estado se reunió esta mañana con los medios de comunicación. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo

“Una vez más, me entero a través de los medios de comunicación antes de ser notificada oficialmente que la Secretaría de la Función Pública (SFP) decidió inhabilitarme por 10 años. La Función Pública dice que mentí en mi declaración patrimonial y de manera tramposa evade informar sobre los montos de la cuentas supuestamente no declaradas”, expuso.

Rosario explica que esa cuenta la abrió por un préstamo bancario que obtuvo en 2012 y que sí está en su declaración patrimonial. Se trata de un préstamo de 180 mil pesos que, dice, pagó completamente. Esa cuenta la abrió en el banco Santander en 2007 con 2 mil 800 pesos, y nunca tuvo ningún movimiento.

En la carta, Robles plantea que por esa cuenta a la SFP le parece razón suficiente para aplicar una sanción de esa magnitud, e insiste en que sí declaró esa cuenta. Por ese motivo, la ex funcionaria federal se lanzó en contra de Manuel Bartlett Díaz, titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), quien actualmente es investigado por presuntas irregularidades en su declaración patrimonial.

En cambio “un funcionario del Gabinete actual que no declara propiedades por millones de pesos. Ahí sí hay justificación. Para los amigos gracias. Es evidente”, escribió.

Mariana Moguel Robles mostró a la prensa la carta que escribió su madre desde prisión. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo

El siguiente tema que Rosario toca en la carta fue el relacionado con el Juez Jesús Delgadillo Padierna, de quien dijo, la acusó de decretarle prisión preventiva por un delito no grave basándose en la mención de una licencia que ya se ha acreditado que no es la suya, pero que el Juez, agregó, no cumplió con su deber de certificar su veracidad.

Sobre este tema, su abogado Julio Hernández Barros dijo que contempla presentar una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) o ante el Gobierno de la Ciudad de México por dice que la licencia que presentó el Ministerio Público es falsa, debido a que se trata de una fotografía sobrepuesta a una dirección que es la de su despacho y que, además, la firma tampoco corresponde.

Hernández Barros añadió que el Ministerio Público no tenía como prueba ese documento, pero que lo falseó porque era la única manera de poder justificar que Rosario merecía la prisión preventiva.

Sobre este asunto, Robles reiteró en su carta que nunca se tomó en cuenta que se presentó voluntariamente, aún cuando amigos, amigas y familiares le aconsejaron que no lo hiciera porque era una trampa.

En el mensaje que Mariana Moguel leyó ante los medios de comunicación, su madre lanzó una serie de preguntas. La primera tuvo que ver con el Juez Delgadillo Padierna y sobre si él puede presidir un juicio a pesar de su evidente conflicto de interés y sin tener consecuencias. La segunda fue sobre la decisión de su prisión preventiva que se tomó sin verificar la autenticidad de los documentos presentados por el MP.

Hojas en las que Rosario Robles envió un mensaje a los medios de comunicación. Foto: Daniela Barragán, SinEmbargo

El siguiente punto al que se refirió Rosario fue sobre la Auditoría Superior de la Federación (ASF); criticó que ésta fuera aceptada como parte ofendida en el juicio, pero sin estar presentes en otras audiencias relacionadas con convenios con universidades. También se quejó que las tareas del MP en su caso sólo se redujeran en copiar los documentos de la ASF.

“¿Qué sigue para mantenerme aquí recluida además de buscar pretextos para diferir audiencias como la del viernes pasado en la que se presentarían alegatos sobre la medida cautelar? ¿Acusarme de lavado de dinero o de delincuencia organizada con su gran hallazgo de una cuenta en ceros sin ningún movimiento a lo largo de los años?”, planteó.

El escrito es un mensaje enviado directamente al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Rosario le exige un juicio justo cuando dice enfrentarse a una ofensiva por parte de funcionarios del actual Gobierno federal, y le pregunta. “¿Por qué esta saña?”.

Además comparó su situación con otros dos casos, ya que dijo que si ella no tenía el mismo derecho que una ciudadana francesa al debido proceso, refiriéndose a Florece Cassez; o si tenía más derecho los implicados en el caso Ayotzinapa.

Finalmente agradeció a quienes le han enviado mensajes de apoyo: “tengan la seguridad de que seguiré luchando contra esta injusticia y persecución de la que soy objeto. A la venganza hay que enfrentarla con entereza y pruebas. Así lo haré. Porque sin derechos humanos y el debido proceso no puede haber justicia”.

Al final del encuentro en Santa Martha Acatitla, Mariana Moguel ingresó al centro penitenciario femenil por ser día de visita. No quiso hacer más comentarios a la prensa ni tampoco respondió a la pregunta sobre la situación de salud de su madre.