Persistencia es un documental que muestra de cerca el trabajo de búsqueda que hacen los familiares de personas desaparecidas en los estados de Veracruz y Coahuila. Las personas a pesar de su dolor, y con sus propios medios, realizan un trabajo que en teoría no les correspondería, una labor que las autoridades no hacen y que la gran mayoría de las veces se queda en una investigación de escritorio.

El filme forma parte de la selección del festival DocsMX, y estará disponible en la plataforma bajo renta hasta el día 25 de octubre.

Ciudad de México, 23 de octubre (SinEmbargo).- En México la desaparición forzada es un problema que aqueja a todo el país. Se estima que hay más de 40 mil personas desaparecidas, siendo uno de los casos más más conocidos el de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La directora alemana Anne Huffschmid se interesó tanto en este tema que quiso mostrar en la pantalla grande la labor especializada que a diario hacen las familias y colectivos para encontrar algún rastro, pista o indicio que los lleve a dar con esas personas que un día se fueron y que jamás volvieron.

Persistencia, que estrena el DocsMX, es un documental que muestra de cerca el trabajo de búsqueda que hacen los familiares de personas desaparecidas en los estados de Veracruz y Coahuila. Las personas a pesar de su dolor, y con sus propios medios, realizan un trabajo que en teoría no les correspondería, una labor que las autoridades no hacen y que la gran mayoría de las veces se queda en una investigación de escritorio.

“A partir de 2015, los familiares de personas desaparecidas empezaron a tomar en sus manos el tema de la búsqueda forense, adquiriendo saber forense, de cómo se localizan los cuerpos, de cómo se sondea un terreno, cómo se hace este scouting, desarrollando su propia metodología y metiéndose en distintos terrenos, provocando que se generara una chispa que se comenzó a difundir en todo el país”, dice Anne Huffschmid en entrevista con SinEmbargo.

La directora menciona que Persistencia es el desenlace de un viaje de investigación que inició hace bastantes años en Argentina donde tuvo la oportunidad de ver el actuar del equipo de antropología forense.

“Me quedé muy cautivada de cómo una experta podía a través de unos huesitos descubrir la identidad una persona”, menciona.

Fue en 2016, cuando ya se encontraba en México, que comenzó con la idea de realizar el documental luego de que en uno de sus viajes junto al equipo forense conoció a algunas activistas del Colectivo Solecito y del Grupo Vida quienes habían aprendido sobre labores de búsqueda.

“Así fue como nació esta película, me interesaba mostrar a las familias afectadas no solo como víctimas, no solo en esta calidad de ‘pobres’ que están narrando una y otra vez su historia de terror que están pasando, sino en su hacer”.

 Anne Huffschmid menciona que quedó impresionada al ver cómo estos grupos habían aprendido sobre técnicas de búsqueda, desarrollaron su propia metodología e inclusive estaban mejor preparados que las mismas autoridades.

“Estas personas retan a las autoridades, retan a los expertos porque están haciendo un trabajo que en teoría no deberían de hacerlo pero la hacen, entonces quería narrar un poco la interpelación hacia toda la gente que no estamos directamente afectados por esto que les pasó y que nos inquietara y nos sintiéramos irresponsables por esa noción de afectación”.

Al ver la labor de estos grupos, Anne decidió centrar el documental y su investigación en dos de los estados que destacan por su gran número de casos de desaparición forzada: Veracruz y Coahuila.

“Decido que necesitaba estar en dos lugares representativos y emblemáticos de lo que pasaba en el país y decidí que íbamos a estar en Coahuila y Veracruz. Fue ahí que empezamos a grabar y darle un seguimiento a los trabajos de los familiares en lo que se conoce como la mega fosa de Veracruz en colinas de Santa Fe y en la otra punta del país, en la zona norte en las llamadas ‘zonas de exterminio’ alrededor de la ciudad de Torreón”.

Las personas entierran varillas en la tierra en busca de que estas se impregnen del olor de los cuerpos enterrados. Foto: Especial

La directora asegura que desde que decidió realizar este documental, estuvo consiente de que hacer esto implicaba un riesgo, pero menciona que quienes realmente están expuestos son las personas que realizan la búsqueda.

“Estuvimos consientes que al andar en estas zonas calientes, hay un peligro, un riesgo. Realmente quienes están expuestos son las personas que realizan la búsqueda. Los familiares están consientes, casi acostumbrados de que son vistos, de que ahí se les mira, incluso llegan a decir ‘nos están dando permiso’, lo toman como una especie de permiso de los ‘señores’, entonces hay una amenaza de riesgo”.

Otra de las dificultades que tuvo que superar fueron las trabas de las autoridades, de la Fiscalía de Veracruz que en ocasiones le impedía el acceso a su equipo a las zonas donde encontraban las fosas o hacía demasiados tardados los trámites de los permisos.

“Claramente hay una inercia burocrática, a ningún estado del mundo le gusta que le estén haciendo preguntas incómodas sobre un tema que muestran claramente que el estado está rebasado, sino esto no estaría pasando, si el estado estuviera medianamente funcional, eso no pasaría. Nos costó mucho negociar el acceso, a veces podíamos acceder, otras no, sobre todo en Veracruz”.

Anne Huffschmid asegura que este tipo de historias cuentan con un alto grado de universalidad, lo que permite que puedan entenderse fuera de un contexto regional o local y donde se plantean ciertas cuestiones que aplican también para otros escenarios del mundo.

“Tenemos por un lado una técnica de terror, como la violencia con enunciación, no solo se mata a una persona para andar un mensaje a la sociedad, a grupos rivales. Mi intensión no era retratar el terror sino documentar el sí se puede, el que hay gente que resiste desde distintas trincheras”.

La realizadora menciona que a pesar de que las familias llegan a identificar y recuperar los restos de sus seres queridos, esta labor no termina ahí y continúa con la búsqueda de los responsables de los crímenes.

“Esto no termina en el tema de la identificación, sino también esta parte de la labor forense, de la reconstrucción de los cuerpos sino de los crímenes, esa parte que en México está tan cortada y mutilada que es esa parte de la justicia”.

Persistencia es el desenlace de un viaje de investigación que inició en Argentina. Foto: Especial

Finalmente, Anne dice que con Persistencia no busca generar un sentimiento de compasión en el espectador, sino al contrario, provocar que la sociedad se interese en el tema y se involucre.

“Cada quien desde su trinchera debe contribuir a que el efecto se haga más grande, no la compasión, no el decir pobrecitos, no la cosa caritativa, sino que realmente te empieza a importar y se rompa un poco esa burbuja”.

Persistencia, forma parte de la selección del festival Docs MX, el documental estará disponible en la plataforma bajo renta hasta el día 25 de octubre.